PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

150 ultimas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

X FECHAS


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

enlaces


*

PULSAR 1 de arriba para cerrar pestaña


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

29/10/11

Los Hermanos de la Costa



La Cofradía de los Hermanos de la Costa, este es su nombre completo, fue una organización que crearon bucaneros y filibusteros a comienzos del siglo XVII en el Mar Caribe, como no podría ser de otro modo. Con la idea que tenemos normalmente de los piratas y semejantes, personalmente me sorprende que fueran capaces de llegar a asociarse y a ayudarse unos a otros. Pero ya saben ustedes que no hay nada en el mundo que una más a dos personas que un enemigo común. Y aquel fue el motivo fundacional de los Hermanos de la Costa, un enemigo común: el Imperio Español.

Esta organización se formó exactamente en 1620, cuando los bucaneros fueron expulsados de La Española. Aunque el código tenía como objetivo regular la vida de los hombres mientras estaban en tierra, en la isla de la Tortuga (o Isla Tortuga), también se aplicaba en el mar.

La verdad es que las normas de los Hermanos de la Costa son sorprendentes y además son el hecho más significativo de la organización. No estaban escritas, pero eran conocidas por todos y se transmitían, como es lógico, por tradición oral. Se respeta la libertad individual, se podía abandonar la hermandad en cualquier momento sin represalias, había indemnizaciones para heridos y lisiados… sorprendente. 

No había prejuicios de nacionalidad o religión, pero no se admitían mujeres blancas libres ni en la isla ni a bordo de los barcos, para evitar problemas, no por discriminación femenina. Y, por último, todos los hermanos eran iguales entre sí.

Todas estas normas, como es lógico, implicaban cierta jerarquía para hacerlas cumplir. Para ello había una asamblea o consejo formada por hombres veteranos que velaba por el código de la hermandad. Junto a ellos, un gobernador se ocupaba de los temas más tácticos

Otras entradas sobre piratas:



Si te gusta Curistoria y quieres apoyar el trabajo que hay detrás, por favor, vótanos en los premios Bitácoras.com. Gracias. Votar en los Premios Bitacoras.com
-
El autor de esta entrada / articulo es :

Los Hermanos de la Costa

-
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.
En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor.
-
 HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE, con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. 
-
Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

27/10/11

42 intentos de atentado contra Hitler




No hace mucho, gracias a Hollywood, se hizo famoso el atentado llevado a cabo contra Hitler por parte de Stauffenberg, conocido como Plan Valkiria. Estuvo cerca este intento de acabar con el líder del Reich, pero fracasó, como los otros 42.


Ese es el número que se estima de tentativas de atentado que sufrió el líder nazi, sin éxito todas ellas, como bien sabrán. Supongo que esto se debe en parte a la buena protección de la SS, a la mala planificación de algunos atentados y, seguramente, también algo a la suerte. El enemigo intentó acabar con él, pero también hubo ataques desde sus círculos más cercanos.


Aunque los historiadores y fuentes suelen hablar de esas 42 tentativas, hay algunas destacadas y muy documentadas:
  • En 1923, cuando Hitler y sus camisas pardas intentaron hacerse con el poder en Alemania, la propia policía intento asesinarle.
  • En 1939, en la cervecería Bürgerbräukeller habían colocado un explosivo para acabar con él. Hitler iba a dar un mitin, pero en el último momento adelantó la hora del mismo presentando antes de tiempo y sin avisar. Dio su charla y salió. El dispositivo explosionó unos minutos después matando a siete personas.
  • En 1943 intentaron acabar con él mientras volaba en su avión privado, el Cóndor. Las bombas no explotaron. 
  • En 1943 varios oficiales alemanes planearon acabar con el Führer a la vez que se suicidaban. El plan era hacer explotar una bomba que portaban, cuando estuvieran junto a él. No lograron acercarse lo suficiente para asegurar el éxito y el plan fracasó.
  • En 1944, el Plan Valkiria, del que hablaba antes, estuvo muy cerca. Colocaron una bomba muy cerca de Hitler, a un par de metros, mientras este estaba reunido. Uno de los presentes tropezó con el maletín y lo movió. La suerte quiso que finalmente quedara una gruesa y sólida pata de la mesa entre el maletín y Hitler. 
A todos estos hay que sumar planes aliados para acabar con Hitler usando francotiradores, veneno, bombas, acabando con su tren… Y después de todo, después de 42 planes infructuosos, acabó suicidándose cuando ya todo estaba perdido para su bando.-
-
El autor de esta entrada / articulo es :-

42 intentos de atentado contra Hitler

- -
-
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.
En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor.
-
 HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE, con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. 
-
Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

22/10/11

Wilhelm Gustloff, la mayor catástrofe marítima de la historia



Seguro que no se les escapa que el dicho español que reza “unos cardan la lana y otros llevan la fama” es más real de lo que podríamos imaginar, en todos los aspectos de la vida. Y la curistoria de hoy es un ejemplo claro de ello. Todos ustedes conocen la historia del Titanic y no sólo por la película de James Cameron, sino porque es más que famoso su final. Fue una terrible tragedia, pero a pesar de todo no fue el mayor de los desastres ocurridos en el mar.

El transatlántico alemán Wilhelm Gustloff fue hundido por un submarino soviético durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de haber sido un barco de recreo, en aquel momento prestaba un servicio militar y estaba evacuando a 1.656 militares y casi 9.000 civiles cuando fue atacado. ç

Era el 30 de enero de 1945 y el Wilhelm Gustloff formaba parte de la operación Anibal, por la que se evacuaban tropas y civiles de Prusia Oriental, entre otros lugares, hacia Alemania, para evitar al ejército rojo, que avanzaba hacia el oeste rápidamente. Durante aquel transporte, la huida se convirtió en muerte segura y el hundimiento del buque se llevó la vida de 9343 personas.

Como decía, esta es la mayor catástrofe marítima de la historia. Dicho lo cual, parece que le queda al Titanic  el dudoso honor de ser la mayor catástrofe en tiempos de paz, eso sí.
-
El autor de esta entrada / articulo es :

Wilhelm Gustloff, la mayor catástrofe marítima de la historia

- -
-
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.
En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor.
-
 HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE, con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. 
-
Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

20/10/11

Un rey de Armenia, señor de Madrid






De nuevo una curistoria que me hace llegar un lector del blog. En este caso ha sido Martín Gamero Prieto, muchas gracias.

En el siglo XIV, entre 1374 y 1393, el rey de Armenia Menor era León V, si bien en ocasiones se le toma por León VI por contar a otro León como rey armenio. Poco después de ser coronado, los mamelucos, con unas fuerzas muy superiores, le hicieron refugiarse en la fortaleza Kapan. Allí fue capturado y llevado a El Cairo, donde estuvo preso varios años, hasta 1382.

Entonces, el rey Juan I de Castilla, medió por su liberación y compró su libertad. Fuera de su prisión, el rey español le invitó a sus tierras y, entre otras rentas, le concedió el señorío de Madrid. Nunca volvió a su país ni a recuperar su trono, pero en compensación, fue señor de Madrid el resto de sus días.

A su muerte, Jacobo I de Chipre, primo lejano de León, se convirtió en el pretendiente al título real de Armenia y supongo que por extensión al título de Señor de Madrid si tal título era heredable. Cualquier día se restaura la monarquía en Armenia y tenemos un conflicto diplomático entre Esperanza Aguirre y el nuevo rey. Ya veremos.
-
El autor de esta entrada / articulo es :

Un rey de Armenia, señor de Madrid

- -
-
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.
En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor.
-
 HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE, con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. 
-
Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

La vida del leproso en la Edad Media




Cuando en la Edad Media un hombre padecía lepra, la sociedad le situaba al margen de todo y tenía que cambiar su vida para no contactar con cualquier hombre “sano”, o lo que es lo mismo, era condenado a la soledad de los caminos.

El enfermo debía abandonar el lugar donde vivía y comenzar a vagar por el campo, en soledad. Tenía prohibido acercarse a cualquier grupo de personas. Antes de hacerle abandonar la villa o el castillo, se le entregaba un ajuar compuesto por una capucha gris, que guardaba de la vista del resto sus horribles heridas, unas botas de piel, un bastón, unas sábana para poder dormir sin tocar nada, una taza, un cuchillo y un plato para que nunca compartiera estos enseres con otros y, por último, unas castañuelas o una campanilla para ir avisando de su presencia al hacerla sonar y evitar así el contacto.

Los enfermos de lepra tenían prohibido acercarse a los molinos, mercados y tabernas. No podían tocar cuerdas o postes en los puentes y no podían beber, tocar o bañarse en los arroyos o ríos.


Después de este tiempo de vagabundeo por los caminos, condenado al ostracismo, mientras la enfermada avanzaba, el leproso acababa siendo internado en un hospital propio para este tipo de enfermos, donde pasaba el tiempo hasta su muerte.


La vida del leproso en la Edad Media


Leer más...

18/10/11

100 paracaidistas para David Stirling






Hace unos días, un lector del blog llamado Esteban Teruel (muchas gracias Esteban) me ponía tras la pista de lo que voy a narrarles hoy. Él lo había leído en el libro “Los secretos del Día D”, de Larry Collins y esa es la fuente de la historia de hoy.

El coronel Sir Archibald David Stirling era un escocés que sirvió en el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. Su labor fue importante, ya que nada más y nada menos fue uno de los fundadores del SAS (Special Air Service).

En un momento determinado, le autorizaron a doblar el número de efectivos a su servicio por la buena marcha de sus acciones. Seleccionó para engrosar sus filas a la compañía de paracaidistas del capitán Berger, de la Francia Libre. Coincidió aquello con una “rabieta” de Chales De Gaulle con los británicos, que le llevó a decir que ningún soldado francés serviría bajo mando de un británico.

Frente a la negativa, Stirling viajó hasta Beirut y se entrevistó con De Gaulle. Este escuchó con respeto y hasta encontró razonable la petición, pero siguió en su postura: ningún francés bajo mando británico. En la despedida, Stirling, resignado, le dijo al general que era la primera vez que un escocés testarudo no conseguía su propósito.

Al momento De Gaulle dijo: “¿Escocés? ¿Por qué no lo ha dicho antes?” Y como no era británico sino escocés, el francés accedió a la petición y Stirling tuvo sus 100 paracaidistas.
-
El autor de esta entrada / articulo es :

100 paracaidistas para David Stirling

- -
-
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.
En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor.
-
 HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE, con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. 
-
Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

15/10/11

Los desembarcos españoles en las islas Británicas



El cine y la televisión han hecho que los jóvenes españoles conozcan mejor el nombre de las playas del desembarco de Normandía que el de los conquistadores de América. Por el mismo procedimiento, se cree que desde 1066 ningún invasor proveniente del continente ha hollado el suelo británico. En realidad, entre los siglos XVI y XVIII los españoles desembarcaron varias veces en Inglaterra, Irlanda y Escocia.

Durante el siglo XVI y gran parte del XVII, los marinos españoles navegaban por el canal de La Mancha y el mar del Norte como por el golfo de Vizcaya y las aguas interiores de las Baleares. Por ello no debería sorprender que en El Escorial y en el Alcázar los reyes españoles ordenasen ataques a las islas Británicas cuando los piratas ingleses y su jefa, la reina Isabel I, saqueaban mercantes y ayudaban a los rebeldes de los Países Bajos.



El primer plan fue la empresa de Inglaterra de 1588, que fracasó sin que las tropas españolas desembarcaran en tierra enemiga. Al año siguiente, el pirata Francis Drake dirigió una expedición contra los puertos de La Coruña y Lisboa; y aunque las tropas inglesas pisaron suelo ibérico sufrieron sendas derrotas, de modo que las pérdidas en hombres, barcos y dineros de Drake y de su 
reina superaron las de Felipe II.



Un puerto en Bretaña y una misa en Cornualles

Como en los años posteriores Londres proseguía con su política antiespañola, en Madrid se aprobó el ataque a las islas Británicas. Además de los puertos en Flandes, España disponía desde 1590 de una base en la costa bretona de Francia. Después de los asesinatos del duque de Guisa en 1588 y del rey Enrique III en 1589 y del ascenso al trono del hugonote Enrique de Navarra en 1590, Felipe II envió tropas, mandadas por el militar castellano Juan del Águila, para apoyar al partido católico francés. Éstas desembarcaron en la rada del río Blavet y construyeron un fuerte.

Isabel I también mandó fuerzas a Francia en respaldo del bando protestante.
Se decidió una expedición de castigo contra la costa inglesa, que se encargó a Del Águila. Éste la confió al vasco Carlos de Amézquita (o de Amézola), quien, con tres compañías de arcabuceros y cuatro galeras, zarpó de Blavet el 26 de julio. El punto elegido para el desembarco fue el extremo occidental de la península de Cornualles. El 2 de agosto, la flotilla apareció junto al puerto de Mousehole. Los aldeanos huyeron en cuanto vieron a los españoles y sólo hubo una muerte, tal como cuentan León Arsenal y Fernando Prado en Rincones de la historia de España.

En los dos días siguientes, las tropas arrasaron la comarca y reembarcaron sin problemas, ya que las milicias locales no se atrevieron a enfrentarse a los célebres tercios españoles, aunque les triplicaban en número. Como despedida, los españoles celebraron una misa y prometieron la erección de un monasterio cuando derrotaran a los ingleses y restauraran el catolicismo. Un broche adecuado para la operación, ya que la reina Isabel castigaba como delito de traición la asistencia de sus súbditos a una eucaristía.

Mientras las galeras regresaban a Bretaña, se toparon con una flota holandesa formada por 40 mercantes y seis navíos armados. El resultado de la batalla fue que los españoles hundieron cuatro buques enemigos, sin perder ni uno solo de los suyos. Las únicas muertes de esa operación ocurrieron entonces: una veintena de hombres.


Otra armada mayor que la de 1588

En el verano de 1596, una flota anglo-holandesa mandada por el conde de Essex, atacó y saqueó Cádiz. Entonces, Felipe II empezó a planear una nueva invasión de Inglaterra. La oportunidad apareció cuando en el verano siguiente los ingleses (120 naves) y los holandeses (25 naves) trataron de apoderarse del oro de las Indias. Esta flota primero rondó las Azores y luego aproó rumbo a América.

Los españoles aprovecharon que el canal de La Mancha estaba abierto para zarpar de La Coruña. La fecha de salida fue el 19 de octubre de 1597, ya entrado el otoño, y el destino, Falmouth, puerto de Cornualles. El tamaño de la fuerza invasión superaba al de la armada de 1588: más de 160 barcos.

De nuevo las tormentas frustraron la operación española, pero en esta ocasión no se produjeron las pérdidas humanas y navales de la ocasión anterior. Sin embargo, cuenta el erudito Cesaréo Fernández-Duro que siete navíos llegaron a Falmouth y de ellos desembarcaron 400 soldados, que se atrincheraron en la zona en posición de combate hasta que, transcurridos unos días, comprobaron que la invasión se había frustrado y reembarcaron.

Los demonios españoles llegaban con el viento a la campiña inglesa y se marchaban con la amenaza de regresar otro año.

A la vuelta de su expedición, los jefes de la flota inglesa, el conde de Essex, Walter Raleigh y Thomas Howard se encontraron con acusaciones por haber dejado indefenso el reino y hasta de estar a sueldo del rey español.


La guerra de resistencia de los irlandeses

Desde las rebeliones de Desmond, ocurridas a partir de 1569, y de la represión inglesa, los irlandeses habían pedido ayuda a España. Después de la batalla de Lepanto, algunos llegaron a proponer a Juan de Austria, capitán general de la flota que había derrotado a los turcos, como rey del país. Y en la armada de 1588 habían ido numerosos irlandeses.

Felipe III, que había sucedido a su padre en 1598, por fin aprobó el envió de una expedición militar a Irlanda a cuyo frente puso a Juan de Águila. La flota, que llevaba casi 4.500 soldados veteranos, zarpó de Lisboa el 2 de septiembre de 1601, con el objetivo de tocar tierra en el sur de la isla, y colaborar con los rebeldes, acaudillados por los condes de Tyrone y de Tyrconnell. El destino era Cork, pero los vientos hicieron que fuese Kinsale.
En esta ocasión no falló el tiempo, sino el populacho: los irlandeses no se sublevaron. Los militares ingleses bloquearon con sus naves la bahía y rodearon a los españoles y sus aliados por tierra. Los intentos de Pedro de Zubiaur de auxiliar a los españoles desembarcados fracasaron, por lo que Del Águila pactó con el jefe de los ingleses, el barón de Montjoy, la entrega de sus posiciones si le facilitaba barcos para que él y sus hombres regresasen a España. La expedición atracó en La Coruña en abril de 1602; de la tropa habían muerto 600 soldados.

La represión inglesa se agravó aún más en Irlanda, lo que produjo un aumento de la emigración de aristócratas y notables a España, donde los irlandeses fueron siempre recibidos con los brazos abiertos. La guerra abierta entre españoles e ingleses concluyó con el Tratado de Londres, del que hablaremos la próxima semana.


Anular el Tratado de Utrecht

El que por ahora es el último desembarco español en las islas Británicas ocurrió en Escocia. Del Tratado de Utrecht que puso fin a la guerra de Sucesión española, el país más beneficiado fue Inglaterra y el más perjudicado España. Ésta perdió no sólo los Países Bajos y las posesiones italianas, en las que estaba presente desde la Edad Media, sino, además, Gibraltar y Menorca. En cuanto se consiguió la paz, el nuevo rey, el Borbón Felipe V, y la clase dirigente española quisieron darle la vuelta a ese tratado, mediante operaciones y alianzas militares.

En Inglaterra reinaba Jorge I (1714-1727) de la dinastía alemana de Hannover, pero era un monarca muy impopular. Le rechazaban los irlandeses, los escoceses y los católicos ingleses. La dinastía Estuardo tenía numerosos partidarios, llamados jacobitas. El rey Jacobo II (1685-1688) había sido derrocado por los protestantes y su hijo, Jacobo III, pedía a las cortes católicas ayuda para recobrar su trono.

En 1719, Felipe V y el cardenal Alberoni planearon, de acuerdo con exiliados y agentes británicos e irlandeses, la invasión de Inglaterra y el derrocamiento del monarca alemán. La clave consistía en enviar una pequeña fuerza naval a Escocia, con tropas y armas para los jacobitas, bajo el mando del conde George Keith. Una vez que el Ejército inglés hubiera marchado al norte, una fuerza naval mayor, con unos 5.000 soldados y 30.000 mosquetes, desembarcaría en Gales o, de nuevo, en Cornualles, armaría a los jacobitas y marcharía hacia Londres.

Tal como cuentan los citados Arsenal y Prado, la flota grande no pudo zarpar de La Coruña a finales de marzo de 1719 debido al mal tiempo, pero la expedición destinada a Escocia y formada por dos fragatas, 307 infantes de marina y 2.000 mosquetes, había salido días antes de san Sebastián. El 4 de abril, las dos fragatas arribaron a la isla de Lewis, la principal del archipiélago de las Hébridas y se apoderaron de su capital.


Infantes de marina españoles unidos a los jacobitas

Los jefes de la expedición y los caudillos jacobitas acordaron atacar la ciudad de Inverness, que tenía una guarnición muy reducida, de 300 hombres. Los españoles y los jacobitas establecieron su cuartel en el famoso castillo Eilan Donan, donde dejaron las armas y las municiones. Al poco, las malas noticias se acumularon: no se produciría la invasión en el sur, los clanes no acababan de reclutar hombres y Londres había enviado tropas y buques para aniquilarlos. Las dos fragatas habían vuelto a España, y los infantes de marina, mandados por el coronel Nicolás Bolaño, se unieron a los jacobitas.

En Eilan Donan quedó una pequeña guarnición de 50 infantes de marina para proteger las armas, y el resto se adentró en el país. Tres fragatas inglesas irrumpieron en el lago Loch Alsh y ofrecieron la rendición a los soldados españoles; como éstos se negaron, el 10 de mayo las fragatas bombardearon el castillo: sólo hubo cinco supervivientes españoles.

El gobernador militar inglés se enfrentó con fuerzas superiores (incluso artillería) a los jacobitas y los españoles. El 10 de junio, aniversario del pretendiente Jacobo III, se libró la batalla de Glen Shiel, en la que los ingleses vencieron. Los soldados españoles supervivientes fueron confinados en Inverness y Edimburgo; el Gobierno de Londres se negó a pagar su manutención; pero en octubre regresaron a España.
-
El autor de esta entrada / articulo es :

Los desembarcos españoles en las islas Británicas

Por Pedro Fernández Barbadillo


-
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.
En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor.
-
 HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE, con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. 
-
Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...