PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Se ha producido un error en este gadget.

PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

X FECHAS


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

enlaces


*

PULSAR 1 de arriba para cerrar pestaña


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

30/6/12

Ayacucho: el nacimiento de Hispanoamérica



En 1819 América estaba en pie de guerra. Por América se entiende la América española, porque la otra, la de los Estados Unidos, era aún una pequeña e insignificante confederación de granjeros temerosos de Dios que vivían sin meterse con nadie bien pegados a la costa del Atlántico.


Ese mismo año, en la lejana España –que acababa de vender la Florida a los granjeros por cinco millones de dólares– un ejército de 20.000 hombres se dirigía a Cádiz. Los enviaba el rey Fernando VII para sofocar la asonada independentista de los españoles de ultramar.
Pero no pudieron embarcar. Uno de los oficiales del cuerpo expedicionario, Rafael del Riego, que se encontraba al frente del batallón asturiano, se conjuró con otros camaradas y tomaron preso al Conde de Calderón, comandante en jefe de la expedición. 

A Riego los problemas en los virreinatos americanos le parecían un asuntillo menor al lado del cruel destino que tenía que padecer la Madre Patria por culpa de la reincidente felonía del monarca que había jurado la Constitución de 1812 sólo para recuperar el trono. No contento con sublevar a la tropa e impedir su embarque, obligó al Rey a jurar la Pepa; o, mejor dicho, a tragársela, por utilizar una feliz expresión de aquella época.

Este episodio imprevisto ocasionó que los virreyes, especialmente el de Perú, se quedasen aislados de la metrópoli y a merced de los sediciosos, que año tras año iban haciendo jirones del portentoso edificio colonial. Cuando la noticia del levantamiento de Riego llegó a América, los capitanes rebeldes –libertadores los llamaban, aunque, en rigor, libertar no libertaron mucho, y al crudo malvivir hispanoamericano me remito– advirtieron que aquella era su oportunidad y aceleraron las campañas en marcha.

Tenían, sin embargo, un problema, y no precisamente pequeño. En el virreinato del Perú la población indígena era muy numerosa, y a los indios les había dado por unirse en masa a la causa realista. En el bando que se proclamaba patriota lo único que veían era señoritos criollos atontolinados con la Revolución Francesa, poco amiga de observar ciertas peculiaridades locales, las mismas que los indios querían seguir manteniendo.

 El virrey, José de la Serna, natural de Jerez y veterano de la Guerra de la Independencia, contaba con ello, de modo que se organizó para resistir los ataques que le llegaban de todas las direcciones hasta que desde España le enviasen un ejército de refuerzo. Entonces, la tornadiza suerte política de la península ibérica volvió a darle un disgusto.

En 1823 Riego cayó y, para que sirviese de escarmiento, el Rey ordenó que fuese ahorcado y decapitado en una plaza de Madrid. Las noticias de España provocaron que en Perú se desatase una guerra civil entre los leales a la Corona. Una descoordinación inexplicable pero algo, por lo demás, muy español. 

Por un lado estaban los absolutistas, acaudillados por el vizcaíno Pedro Antonio de Olañeta; por el otro, los constitucionalistas, cuya causa representaba De la Serna. Simón Bolívar, un criollo aburguesado de la Capitanía General de Venezuela con estudios en España, aprovechó la circunstancia y se valió de Olañeta para penetrar en Perú y hostigar a los realistas. En octubre de 1824 el virrey se encontraba en situación límite. Los rebeldes, por su parte, habían desplegado sus fuerzas en las tierras altas y preparaban la embestida final.
1
Bolívar entregó el mando del ejército a su paisano Antonio José de Sucre, que al frente de unos 6.000 rebeldes se dispuso a plantar cara al virrey. Tras tantearse durante unas semanas en las sierras andinas, De la Serna se encaramó a un cerro muy bien situado, hasta donde pensaba atraer a Sucre para masacrar sus tropas a placer. Pero el venezolano no mordió el anzuelo y esperó a que al andaluz se le acabasen las provisiones y se viese obligado a descender. En el llano esperaban los sublevados dispuestos para un combate en el que no pensaban dar cuartel.

El encuentro final se produjo en la pampa de Quinua, junto a la ciudad de Ayacucho, a principios de diciembre. Podríamos decir que la batalla estaba decidida desde antes de empezar y no andaríamos muy desencaminados. De hecho duró muy poco y consistió, básicamente, en una gran carga de las tropas realistas sobre las rebeldes que se habían situado sobre el llano en la posición adecuada. 

El ejército del virrey estaba cansado, hambriento y falto de efectivos bregados, con experiencia: muchos de los que tenía se habían pasado al enemigo (no olvidemos que en los dos bandos eran igual de españoles: misma lengua, mismos uniformes y misma mala leche) o habían muerto en las sucesivas escaramuzas de la campaña. Además, andaba corto de intendencia y llevaba meses triscando por las sierras, enfrentándose primero a los absolutistas y luego a los independentistas. 

Era, en definitiva, un ejército condenado a la derrota. Hay incluso una teoría que afirma que el fatal desenlace estaba pactado. De la Serna simpatizaba con las ideas liberales y allí, en las remotas tierras del altiplano peruano, esas ideas las representaba Sucre y no Fernando VII. Evidentemente, es sólo una teoría, pero abunda en la idea de que las guerras americanas fueron, en realidad, una gran confrontación civil entre españoles y no una guerra patriótica de liberación, que es como aquello ha pasado a la historia.

Con o sin pacto, De la Serna no podía rendirse a la primera, así que se lo jugó a doble o nada. Ordenó que las divisiones bajasen ordenadamente del cerro con la esperanza puesta en coger a Sucre desprevenido y sin formar. Pero Sucre lo veía todo desde abajo, de manera que no tuvo más que tensar bien las filas y resistir el embate de las primeras divisiones, a las que no tardó en poner en desbandada. A esas alturas la batalla estaba ya irremediablemente perdida. 

Sin sucumbir al desánimo, el virrey, que contaba con una ligera ventaja numérica, trató de recomponer la línea de ataque. Fue inútil: el propio De la Serna, sabiéndose protagonista de una ocasión histórica, en la que tenía que quedar a la altura, se metió de lleno en el combate. Resultó herido y cayó preso.

La captura del virrey no provocó que los suyos se rindiesen. El regimiento Fernando VII, al mando de José Carratalá, un alicantino que debía de creerse la reencarnación de uno de aquellos que lucharon en los Tercios de Flandes, siguió combatiendo hasta el último suspiro. La típica resistencia tan nuestra, quijotesca y heroica pero inútil. 

Los rebeldes condujeron a los prisioneros hasta Ayacucho, donde les hicieron firmar la capitulación que ponía punto y final, después de casi 300 años, al virreinato del Perú. De sus cenizas nacerían las repúblicas de Perú y Ecuador. Pero antes sus próceres tendrían que vérselas con los últimos soldados realistas, que se marcaron una numantinada antológica en la fortaleza del Real Felipe del Callao. Allí resistieron hasta 1826, tras más de un año de asedio por tierra y mar. El 22 de enero la fortaleza se entregó, y con ella el último baluarte de la Corona en el continente sudamericano.

En España, las noticias provenientes de América fueron recibidas con indiferencia; no fue distinto en esto Fernando VII, que poco había hecho por reforzar las tropas realistas. A los veteranos de la guerra se les empezó a conocer, con sorna y desprecio, como ayacuchos. Les acusaban de haberse dejado ganar.
La batalla pronto fue olvidada y los españoles de los dos lados del océano se dedicaron a sus cosas, fundamentalmente a pelearse entre ellos, que es, con diferencia, lo que mejor se nos ha dado a los hispanos desde siempre.

****


Autor del articulo

Ayacucho: el nacimiento de Hispanoamérica

Por Fernando Díaz Villanueva en Libertad Digital

****
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.*****En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor. ********HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. ******** Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE,  con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. ***** Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

27/6/12

Vida cotidiana en la Edad Media






Juego medieval





La vida cotidiana medieval entre el tiempo y el espacio

La vida cotidiana de los hombres y mujeres medievales giraba entorno a dos coordenadas: el tiempo y el espacio.
Vida cotidiana medieval: escena de danza


El tiempo


El ritmo de vida dependía de las horas de luz y el tiempo era medido, al menos hasta el siglo XIII, por las campanadas de la iglesia que tocaban cada tres horas, cuando los clérigos debían acudir a uno de sus rezos. La salida del sol daba inicio a la jornada laboral que concluía con la puesta del astro, siendo más larga en verano, más reducida en invierno.


Durante toda la semana el trabajo era un hecho inseparable de los hombres medievales. Los estudios más recientes sobre la vida diaria han revelado que en los siglos bajomedievales se produce una importante revalorización del trabajo manual por parte de la clase no privilegiada que, junto con el desarrollo progresivo de las ciudades, lleva a un importantísimo cambio en las estructuras económicas.


Trabajo medievalDe este modo se producirá una progresiva especialización en las diversas profesiones que además regularán cada vez de forma más concisa los lugares de trabajo -en las ciudades proliferan las calles donde se agrupan los oficios- los tiempos de trabajo, de descanso, etc. hasta que, se lleva a la definitiva sistematización con la entrada del reloj, que permite una nueva comprensión del tiempo. Los primeros relojes se instalan en las torres de las iglesias de los pueblos y ciudades hasta que alrededor del siglo XV, se difunde su uso particular.


El espacio


El otro aspecto, el espacial, es más complicado de delimitar pero podríamos establecer que la proyección espacial del hombre y la mujer medieval era pequeña -aunque creció progresivamente-, la mayoría de la población no había salido del radio de su aldea o ciudad, y es que la distancia se medía por lo que una persona podía caminar.


El que no recorriesen largas distancias favorecía el conocimiento del terreno que les rodeaba, pudiendo exprimir al máximo sus posibilidades, siempre respetando el entorno gracias a la plena integración de éste con la Naturaleza. El Ser humano, en tiempo medieval, era considerado como un elemento más de la Creación junto con la tierra, el agua, las plantas o los animales. Además, de la tierra procedían todos los bienes que poseían, de ella dependía su supervivencia.


La Climatología


Fenómenos meteorológicos adversos como las inundaciones, las granizadas o las sequías, podían provocar hambrunas que terminaban con la vida de muchas personas. En este ámbito lo divino se mezclaba con lo racional y es que muchas de estas desgracias eran atribuidas a poderes superiores que les castigaban por alguna acción mal cometida.


La climatología era temida no sólo cuando mostraba su cara más dura sino que, hechos que hoy en día no suponen un problema, para ellos podía llegar a ser una cuestión de supervivencia. El invierno era la estación más dura, el frío era muy temido. Las chimeneas no conseguían calentar todas las estancias del hogar debido a los materiales utilizados y a que los tiros de las mimas dejaban escapar demasiado calor. Por ello, quienes disponían de animales de granja, convivían con ellos para aprovechar el calor que emanaban de estas bestias.


De cualquier forma, y para luchar contra este hecho, en los siglos medievales era común el uso de pieles y de ropajes gruesos.


La vivienda medieval


En los hogares, además de encontrar en todos ellos la chimenea, podemos establecer unos prototipos que han sido estudiados por la etnología, la antropología y la arqueología.


La casa, como en cualquier otro aspecto de la vida cotidiana medieval, dependía del nivel socio-económico de sus habitantes pero también del siglo del que hablemos -no está de menos recordar que la Edad Media abarca un espacio de tiempo tan amplio como de 1000 años- y la zona geográfica a la que nos refiramos. Así por ejemplo los materiales de construcción en muchos de los casos no dependerán tanto de la clase social como de los materiales más abundantes de esas zonas -por ejemplo en la zona más occidental de la Península las casas eran construidas con piedras mientras que en los Pirineos abundaba la madera y en el sur el barro-.  


Las viviendas de los campesinos contaban con una sola estancia que hacía al mismo tiempo de cocina, salón y habitación. En este habitáculo también se trabajaba, se almacenaba la cosecha y los útiles de arar. Si por el contrario eran artesanos, éstos compartían su casa con el taller y en muchos de los casos incluso con la tienda, abierta ésta al público. Con el paso del las casas tiempo se dividirán en varias dependencias estableciendo en cada una de ellas una actividad concreta. En ambos tipos de construcciones, a la casa se une un pequeño patio trasero donde pueden instalar un huerto, un corral, un pozo, un horno o la tan sabida letrina.




En otro espacio, el urbano, las casas se convierten en reflejo del poder de las personas demostrado por medio de la fachada. Con el aumento de la población urbana, las necesidades organizativas y visuales de las ciudades mejoran. Las casas más habituales en las ciudades se componen de dos pisos y están construidas de piedra y madera, material que hacía peligroso el uso de velas por las noches. En ciudades como Sevilla o Córdoba, las casas estaban construidas bajo una clara influencia musulmana cultura de la que habían conservado el gusto por los patios interiores, independientemente de la clase social, los colores vivos y la presencia de pozos o fuentes.


El mobiliario


El mobiliario o ajuar presente en los hogares era escaso. En las casas más humildes estaba compuesto por aquellos muebles imprescindibles como la mesa, las banquetas, un arca para guardar la comida o la cama, que llegará a convertirse en elemento diferenciador. El material habitual para los colchones era la paja aunque las clases acomodadas podían disfrutar de uno hecho de plumas que recubrían con sábanas o calientes mantas de pieles. El soporte de las camas podía ser bien un tablón de madera, bien varias sillas puestas en fila, este último el común en las zonas rurales donde la cama era compartida por toda la familia. En las casas donde el dormitorio estaba separado, era ésta la estancia más privada, donde se guardaban los pocos objetos de valor que pudiesen tener.


La cocina suponía el espacio más importante de cualquier hogar principalmente por la presencia de la chimenea que además de aportar calor iluminaba la casa. Las casas con más recursos económicos contaban con todo tipo de cacharros como recipientes de barro, de estaño, cobre o hierro además de manteles y paños.


Comida y diversión


Fiesta y comida medieval


Los alimentos básicos que se consumían eran el pan y el vino o cerveza. El primero de ellos comenzó como un amasijo de cereales cocidos hasta que llega un derivado de la levadura y mejora a receta. El resto de alimentos que ingerían solían ser aquellos que se vendían en las ferias o mercados locales- carne, pescado, frutas y legumbres-, siendo en el campo menos variada la alimentación que en la ciudad donde podemos encontrar por ejemplo especias, producto sólo consumido por la nobleza, de un precio elevadísimo.


La comida más importante del día en la Edad Media era la cena cuando por ejemplo los privilegiados hacían mayor ostentación de sus bienes con grandes comilonas en las que, como indica un estudio reciente, podían llegar a ingerirse hasta 3000 calorías.


Ocio medieval: juego de alquerque

Si la cena es la comida más importante, los domingos son los días de la semana a la que se concede mayor relieve. Era el domingo cuando toda la familia o el grupo iba a misa, donde lucían sus mejores ropajes y cocinaban sus más destacadas comidas.



Después del acto religioso era común que los vecinos acudiesen a las tabernas donde se servía vino y comida mientras se divertían, único día de la semana –al margen de otras muchas festividades religiosas y de otras índoles- en el que estaban permitidas las horas de ocio que ocupaban de diversas formas: jugaban a los naipes, dados, o alquerque los adultos, los niños a la pelota u otros objetos sencillos. Pero en diversión eran los juglares el centro de atención, siendo la poesía el mayor divertimento del pueblo.




Autor del articulo

****
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.*****En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor. ********HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. ******** Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE,  con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. ***** Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

25/6/12

EL DESCUBRIMIENTO DE TROYA


Los griegos atacaron Troya hace más de 3.200 años, en el siglo trece a.C. Las historias sobre esta guerra eran ya viejas en el siglo cuarto a.C., época del filósofo Aristóteles y de AlejandroMagno. Nadie sabe con certeza quién fue Homero ni cuándo vivió (aunque es probable que viviera en el siglo ocho a.C., hace más de 2.800 años). Con el paso de los siglos y los milenios, el recuerdo de la guerra de Troya se desvaneció en el pasado lejano y sólo quedaron los mitos y las leyendas de los poemas homéricos.
Así estaban las cosas cuando el adinerado alemán Heinrich Schliemann, aficionado a la arqueología, se propuso encontrarTroya. Con algo más que su fe en Homero, excavó no una sino un conjunto de nueve Troyas, construidas una sobre otra. Luego viajó a Grecia y descubrió la poderosa civilización de Micenas, que también aparece en la saga de Homero.

La vida de Schliemann.

Nacido en la pobreza en 1822, sobrevivió a un naufragio mientras amasaba una fortuna en los negocios. Ya por 1860 tenía dinero suficiente, y tomó la decisión de proseguir con su obsesión por Homero.
Viajó a Grecia y se casó con una joven de 17 años (él tenía 47); luego se fue a Turquía para buscar la antigua Troya. Como arqueólogo aficionado, Schliemann cometió errores, y puede que hasta haya hecho trampa. Expertos posteriores lo acusaron de haber enterrado algunos objetos que luego dijo haber descubierto. Sin embargo, su éxito es indiscutible. Con el descubrimiento de Micenas abrió la Grecia continental a sucesivas oleadas de fructífera exploración arqueológica.

De pequeño se abocó a estudiar griego con entusiasmo, pero su padre quedó sin trabajo y ya no le pudo pagar las clases. Entonces Henirich, de doce años, se empleó como mandadero y fue ascendiendo lentamente, en una carrera de comerciante azarosa, en su lucha pertinaz; su sueño era hacerse rico. 

¿Pero para qué?. Para buscar Troya.
Para hacer la ruta de Ulises, conocer Itaca, hallar en las grutas sicilianas aquella donde Ulises fue presa de Polifemo, el gigantesco Cíclope, encontrar la isla de la maga Circe... las joyas de Helena.., las huellas de la cólera del pélida Aquiles...

Schliemann consiguió su primer objetivo: se hizo rico. Y dedicó su fortuna y el resto de su vida a seguir la ruta de Ulises, con el libro de Homero en mano.Viajó a Turquía, se instaló en las colinas de Bunarbachi,lugar que hasta el momento los eruditos abocados a la cuestión identificaban con Troya. Esta identificación se debía sólo a la presencia de fuentes naturales similares a las que Homero describe en La Ilíada. Este es el pasaje:

"La primera era de agua caliente: el vapor la cubría cual si allí se encontrara, a un lado, un fuego encendido. Y la otra brotaba en verano como el granizo o lo mismo que nieve fundida o agua muy helada".

Al encontrarse junto a las fuentes de la presunta TroyaSchliemann sacó su termómetro y comprobó que las dos fuentes tenían la misma temperatura. Así que los historiadores se equivocaban, bajo la tierra de la triste colina no podía estar Troya. Tampoco el riacho que serpenteaba junto a la colina se identificaba con el caudaloso río que el poeta llama Escamandro.
Pero ya que el prestigio troyano había coronado a la cenagosa colina por tantos años, Schliemann hizo una prueba más, una buena muestra de la excentricidad y tozudez de su método de trabajo: reconstruyó un hecho de La Ilíada, una reproducción de la escena tal vez más famosa: el combate de Héctor y Aquiles; le pagó a un hombre para realizar con él una experiencia fatigosa, pero sin duda original, aunque tal vez reñida con la calma que deben mostrar los hombres de ciencia.
Cuenta el texto que los dos héroes hicieron corriendo tres veces la vuelta a las murallas de Troya. Y eso llevaron a cabo el alemán y su empleado turco. Corrieron ambos, persiguiéndose, alrededor de la colina. La carrera duró dos horas y sólo lograron dar la vuelta a la colina una sola vez. En tanto Aquiles y Héctor habrían dado, según el poema, la vuelta completa tres veces, en una sola tarde. Esta prueba fue suficiente para SchliemannTroya no estuvo allí. 

¿Entonces dónde?Schliemann recorrió la zona, y una colina que se alzaba en las cercanías llamó su atención porque en ella encontró numerosos tiestos y cacharros antiguos. La colina se llamaba Hizarliz, que en turco significa ‘palacio’, por lo que el nombre resultaba sugestivo. Sus investigaciones le hicieron presentir que allí podía hallar la ciudad que buscaba. La colina recordaba en todo a los paisajes descriptos por Homero, tenía el tamaño indicado.., y la tradición del lugar la llamaba simplemente Nueva Ilión, en recuerdo de la ciudad antigua. Schliemann confiaba en las tradiciones transmitidas por vía oral. Después de todo, así se había mantenido en el tiempo el poema homérico.

Fueron años de lucha y trámites con las autoridades turcas. Por fin, al comenzar las excavaciones, aparecieron los primeros resultados alentadores. Se desenterraron murallas y ocultas en ellas, estaban las joyas que el emocionado Schliemann llamó “de Helena”. Sus métodos, aunque muy criticados, rindieron frutos, los arqueólogos por fin reconocerían su trabajo.

Guiado por Homero, invirtiendo su fortuna para hacer realidad su sueño, este hombre que unos admiraban y otros denostaban, y contra el cual se pueden formular innumerables críticas, tuvo el coraje intelectual de creer en lo que nadie creía y su búsqueda de años le dio la razón. La ciudad de Ilión, la Troya más amada, donde sucedió el sitio más famoso de la historia, quedó descubierta a los ojos de los hombres, y por sus antiguas murallas pasean las sombras de los dioses olímpicos y llora el rey Príamo. Y callados para siempre los gritos desgarradores de la princesa Casandra, subsiste el sutil eco del poema más amado y leído de todos los tiempos.
El lugar mágico se había hecho realidad. Y si bien la mayoría de nosotros no visitó ni visitará nunca las ruinas de Troya, existe un poderoso incentivo en la lectura del poema a partir del hecho de que el mito se ha visto reforzado por la realidad. La energía de Troya y sus guerreros atraviesa los siglos y permanece intacta en nuestros días, gracias a Heinrich Schliemann.


Versión Moderna de la Búsqueda:
Schliemann contrató obreros y comenzó las excavaciones. Aunque parezca irónico, no se detuvo al pasar por lo que los arqueólogos posteriores identificaron como la probable Troya de la guerra (alrededor de 1250 a.C.), situada sólo tres niveles por debajo de la superficie.
Schliemann excavó hasta una capa anterior a la de la antiguaTroya, fechada alrededor de 2000 a.C., probablemente unos 700 años más antigua que la Troya de Homero. En 1874 encontró inapreciables artefactos de oro y anunció, erróneamente, que se trataba de los tesoros de Príamo, el rey troyano de La ilíada.
Insatisfecho aún, Schliemann volvió a Grecia para buscar el palacio del rey Agamenón, el jefe de los griegos en La ilíada.
Y, por increíble que parezca, no sólo encontró evidencias de la civilización micénica, que floreció mucho antes de la Grecia clásica (nombre que los historiadores dan al período comprendido entre cerca de 479 y 323 a.C.), sino que descubrió nuevas piezas en oro, que databan de 1550 a.C.

FuenteLugares Misteriosos - Paula Ruggiere Historia del Mundo Tomo I


Autor del articuloEL DESCUBRIMIENTO DE TROYA


Heinrich Schliemann - Wikipedia, la enciclopedia libre

es.wikipedia.org/wiki/Heinrich_Schliemann
Heinrich Schliemann (Neu-Bukow (Mecklemburgo) 6 de enero de 1822 - Nápoles (Italia) 26 de diciembre de 1890) fue un millonario prusiano que, tras amasar ...

  1. Troya - Wikipedia, la enciclopedia libre

    es.wikipedia.org/wiki/Troya
    Troya es una ciudad tanto histórica como legendaria, donde se desarrolló la Guerra deTroya. La palabra Wilusa es de origen hitita y, según los estudios de ...
  2. Guerra de Troya - Wikipedia, la enciclopedia libre

    es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Troya
    La guerra de Troya fue un conflicto bélico en el que se enfrentaron una coalición de ejércitos aqueos contra la ciudad de Troya (también llamada Ilión), ubicada ...



****
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.*****En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor. ********HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. ******** Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE,  con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. ***** Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

23/6/12

Indíbil y Mandonio



Caudillos iberos (segunda mitad del siglo iii a. C.). Ambos se distinguieron en la lucha por la independencia de sus reinos frente a la invasión de cartagineses y romanos, durante los años de la Segunda Guerra Púnica (218-201 a. C.).

Indíbil pertenecía a los ilergetes, pueblo ibérico establecido entre los Pirineos, el Ebro, el Segre y el Gállego, en torno a su capital, Ilerda (la actual Lérida). Mandonio, por su parte, pertenecía a los ausetanos, establecidos en torno a Ausa (la actual Vich).

Ambos lucharon como aliados de los cartagineses contra Roma, cuando ésta atacó la península Ibérica para contrarrestar el avance de Aníbal en Italia; Indíbil participó con Asdrúbal en la batalla contra Publio Escipión en la que éste murió (212). Pero, mientras Asdrúbal Barca preparaba una nueva campaña contra Italia, Publio Cornelio Escipión convenció a Indíbil y Mandonio de que los cartagineses les habían traicionado y les atrajo al bando romano; ilergetes y ausetanos colaboraron con los romanos en las campañas que les llevaron a arrebatar la península Ibérica a los cartagineses.

Pronto descubrirían que los romanos no habían venido para devolverles su independencia, sino para someterles a su dominio, por lo que continuaron su lucha en contra de Escipión. Éste les venció y sometió en los años 206-204 a. C., aunque Indíbil sobrevivió y siguió combatiendo durante algún tiempo.
****


Autor del articulo

Indíbil - Wikipedia, la enciclopedia libre

es.wikipedia.org/wiki/Indíbil
C., Indíbil sostiene esporádicos enfrentamientos con las tropas romanas y llega a unirse a las expediciones cartaginesas que tratan de cruzar el Ebro, llegando ...

  1. Biografia de Indíbil y Mandonio

    www.biografiasyvidas.com/biografia/i/indibil_y_mandonio.htm
    Indíbil y Mandonio. Caudillos iberos (segunda mitad del siglo iii a. C.). Ambos se distinguieron en la lucha por la independencia de sus reinos frente a la ...
  2. Estatua de Indíbil y Mandonio - Wikipedia, la enciclopedia libre

    es.wikipedia.org/wiki/Estatua_de_Indíbil_y_Mandonio
    La estatua de Indíbil y Mandonio es un grupo escultorico de bronce que se encuentra situado a la plaza Agelet y Garriga de Lérida, bajo el Arco del Puente, ...
  3. Mandonio - Wikipedia, la enciclopedia libre

    es.wikipedia.org/wiki/Mandonio
    De Wikipedia, la enciclopedia libre. Saltar a: navegación, búsqueda. Monumento aIndíbil (a la izq.) y Mandonio en Lérida. Mandonio era el jefe del pueblo de ...
****
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.*****En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor. ********HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. ******** Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE,  con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. ***** Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...

22/6/12

La peste negra - la temida pandemia que asoló Europa





También llamada bubónica o muerte negra, tenía unos síntomas desconocidos para la época. Murieron miles de personas en Europa sin que se pudiera hacer practicamente nada. Comenzaban con bubones que crecían en el cuello, axilas o ingle y unas manchas de color oscuro en la piel, todos los enfermos manifestaban esos síntomas de una enfermedad que los mataba y desconocían: la "Peste".

Todo comenzó en 1347, cuando unos comerciantes hacían escala en Sicilia después de una expedición mercantil que los había llevado a un puerto del Mar Negro.

Volvían a Génova y algunos de ellos ya presentaban síntomas de una enfermedad desconocida y que al parecer, habían contraído por el contacto con unos soldados mongoles del interior de Asia.

Aquella terrible y extraña enfermedad era la "peste bubónica", llamada así por los bubones o ganglios que salían en el cuello, ingles, o axilas y "peste negra", por las placas o manchas que salían por la piel de color negro azulado.



La peste en la Biblia de Toggenburg (1411)


La peste fue una pandemia que no se pudo parar, se contagió de una persona a otra por toda Europa, causando la muerte aproximadamente a la tercera parte de toda la población del continente.

Por medio de los puertos del Mediterráneo penetró también hacia el interior de España, Francia, Italia, Alemania... por todos los países de Europa. Ninguna región de la Europa Occidental ni el Magreb se libró de aquella pandemia mortal que tenía un poder destructivo desconocido y sin precedentes en toda la historia conocida.

Pueblos, aldeas, tierras de cultivo, todo quedaba abandonado y las ciudades veían cómo morían más de la mitad de sus habitantes.

No importaba que el enfermo fuera de clase alta, ni monarcas, ni religión, la "gran mortandad", como también fue llamada, no entendía de religiones ni clases, acababa con sus vidas sin que conocieran un remedio ni nada que pudiera evitarlo.

Alfonso XI, rey de Castilla, otros reinos como los del norte de África y reinos musulmanes del sur de España también se vieron contagiados y apresados por la muerte.

Muchos interpretaron la peste como un "castigo de Dios por los pecados de los hombres", otros como el fenómeno de una conjunción astrológica o lo peor, fue culpar a los judíos de haber envenenado los ríos y aguas, lo que causaría muchas represalias contra ellos.

Aquella pandemia causó un impacto demasiado fuerte psicológicamente para la población. No es de extrañar que buscaran chivos expiatorios para explicar esa desgracia donde fuera.

Después de aquella devastadora enfermedad, muchos grupos y multitudes de personas se reunían en un renacer del sentimiento religioso. Gran parte de la sociedad se refugió en sus creencias religiosas durante las décadas siguientes.

Para unos pocos, la peste les había enseñado que la vida era muy corta y que tenían que disfrutarla mientras durara, porque no sabían en qué momento aquella "gran mortandad" iba a volver.

Pero en realidad, la peste se había labrado durante muchos años. Además de la presencia del bacilo "Yersinia pestis", también se atribuye a la crisis del sistema feudal. La clase alta se sentía a salvo de cualquier epidemia porque no eran pobres y podían alimentarse. Pero las tierras de cultivo cada vez eran de menor calidad, la malnutrición era evidente y la productividad había caído de forma paulatino.

La peste llegaría en un momento en el que la población no tenía grandes defensas fisiológicas, si hubiera sido al contrario quizás no habría provocado tantos miles de muertos, pero el bacilo llegó cuando el sistema inmunitario de la gente estaba muy debilitado.

En cuanto a la clase alta, se puede suponer como es lógico que tenían más defensas, estaban preparados para cualquier epidemia, pero no contra la peste.

Los alimentos se contaminaban por medio de las heces de las ratas y estos animales se encontraban en todos los sitios, desde un gran y lujoso castillo, hasta lo más bajo o la casa más humilde.

En las fortalezas se almacenaban los alimentos y lo que podía parecer un sitio seguro, era el más expuesto.

Nadie escapó a la Peste negra, ni por edad ni condición.

Se estima que murieron 25 millones de personas en Europa y otros 40 millones entre Asia y África.



La peste negra también ayudó al final de la Edad Media y comienzo del Renacimiento. Tanta pérdida de población produjo cambios muy grandes económicamente. La gente se movía de un lugar a otro y no permanecían en sus ciudades de origen. Ya fuera por la despoblación o por la escasez de mano de obra barata, se incentivó la innovación.
****

  1. Peste negra - Wikipedia, la enciclopedia libre

    es.wikipedia.org/wiki/Peste_negra
    La peste negra o muerte negra se refiere a la pandemia que afectó a Europa en el siglo XIV y que alcanzó un punto máximo entre 1347 y 1353; se estima que ...
  2. La peste Negra en Europa | Arque Historia - La actualidad de la ...

    arquehistoria.com/historiasla-peste-negra-en-europa-384
    27 Abr 2009 – Pero de entre todas las epidemias que oscurecieron la Edad Media, fue la de la Peste Bubónica, conocida como “Peste Negra” la que entre ...
****


Autor del articulo
****
Si te ha gustado lo mejor que debes hacer es ir a su blog/pagina.*****En mi blog no puedes dejar comentarios , pero si en el del autor. ********HA ENTRADO EN el BLOG/ARCHIVO de VRedondoF. Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE según mi criterio). Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera) , contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. ******** Cuando incorporo MI OPINION, la identifico CLARAMENTE,  con la unica pretension de DIFERENCIARLA del articulo original. ***** Mi correo electronico es vredondof(arroba)gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algun comentario.
Leer más...