PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

150 ultimas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

X FECHAS


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

enlaces


*

PULSAR 1 de arriba para cerrar pestaña


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

2/12/09

SIEMPRE HAY UN INÚTIL QUE TE ARRUINA LA GUERRA...


SIEMPRE HAY UN INÚTIL QUE TE ARRUINA LA GUERRA...

Partiendo de la premisa de que prácticamente toda guerra es fruto de la incompetencia política y/o diplomática (al no haber podido evitarla), la Historia también se encuentra repleta de torpes acciones militares, más o menos conocidas.

Hoy traigo algunos ejemplos tragicómicos de estas acciones, desde el respeto debido a aquellos que dieron su vida cumpliendo (o padeciendo) estas torpes, inútiles y desgraciadas órdenes militares.

1. Corto un cable que me molesta… y dejo incomunicados a dos continentes (entre otras cosas)

Cartel japonés de propaganda Guerra ruso-japonesa | Fuente | Dominio Públic0 

A finales de 1904, la flota del Zar Nicolás II inició una de las campañas militares de tintes más chuscos que jamás haya emprendido una flota naval.

Los barcos del Zar partieron de los puertos del Báltico rumbo al Pacífico (rodeando África) para castigar a los japoneses durante la Guerra ruso-japonesa.

El primer incidente sucedió en aguas británicas del Mar del Norte, al disparar sobre botes pesqueros a los que los rusos confundieron con ¡lanchas torpederas japonesas!, con el consiguiente ridículo internacional.

A su paso por el norte de África, uno de los barcos rusos se enredó con un cable submarino, y se vieron obligados a cortarlo, sin saber que se trataba de un cable de comunicaciones entre África y Europa, dejando ambos continentes incomunicados entre sí durante cuatro días (más rechifla internacional)

Barco de guerra ruso de la clase Borodino que participó en la expedición | Fuente | Dominio Público

Por el camino, los rusos dispararon más de 300 obuses a un mercante sueco, un pesquero alemán y una goleta francesa, al confundirlos (otra vez) con buques japoneses.

Además, las enfermedades iban diezmando las tripulaciones durante la singladura. Por este motivo, desde uno de los barcos se hizo un disparo para honrar a los muertos e… ¡impactó en otro barco ruso!

Durante unas prácticas de tiro en alta mar utilizaron como blanco un buque destinado al desguace, comprado por el camino en un puerto africano.

Pues bien, el blanco quedó intacto… pero hundieron el buque ruso encargado de arrastrarlo.

Representación de la rendición de rusa en Tsushima | Fuente | Dominio Público

Para terminar, cuando los barcos del Zar alcanzaron por fin las aguas niponas, fueron fácilmente derrotados por los japoneses en la Batalla de Tsushima (mayo de 1905), donde la flota rusa fue destruida o capturada en casi su totalidad, mientras los japoneses sufrían escasos daños.

2. Uno de los peores militares de la Historia

Los expertos coinciden en señalar al nordista Ambrose E. Burnside como uno de los peores militares de la Historia.

De hecho, el propio Abraham Lincoln dijo de él:
Sólo Burnside es capaz de transformar una victoria cierta en una derrota espectacular
Durante la Guerra de Secesión Americana, su incompetencia le llevó a sufrir una inútil carnicería en la Batalla de Antietam.

Y es que se empeñó en tomar un puente “estratégico”... para descubrir después que el río solo tenía unos pocos centímetros de profundidad.

En la Batalla de Fredericksburg lanzó a sus tropas a un avance suicida al descubierto… y fueron aniquiladas.

El cráter de Petersburg (fotografía tomada en 1865) | Fuente | Dominio Público

Pero su mayor fracaso y derrota llegaría en 1864, en Petersburg, durante la popularmente denominada “Batalla del cráter”.

Las tropas de la Unión y las Confederadas se enfrentaban en la guerra de trincheras de Petersburg. Burnside se acordó entonces de un plan sugerido por un regimiento de mineros del carbón: cavar una mina bajo las trincheras de la Confederación y detonar los explosivos para lograr después un avance sorpresa.

Así se hizo, y cuando estalló, envió a sus tropas hacia el enorme cráter resultante de la explosión. Pero la falta de previsión hizo que todos ellos quedasen allí atrapados y fuesen tiroteados a placer por los soldados sudistas desde lo alto del cráter.

Tras esta batalla, Burnside fue (por fin) relevado del mando.

3. ¡OOOPS!... lo siento


En Honolulu, el 12 de diciembre del 1794, la balandra mercante americana Lady Washington disparó 13 salvas de cañonazos para saludar a la goleta inglesa Jackal.

La Jackal devolvió el saludo… matando instantáneamente al capitán del otro buque y a varios miembros de su tripulación.

Uno de sus cañones había sido cargado con munición real...


Música del Post | The Templer Trap

Fuentes y más información aparte de los enlaces del texto: 
Revista Muy Historia, número 16/2008 | Archivos Nacionales Norteamericanos | foro Paradox (donde además podéis encontrar muchas más fatalidades que acontecieron a la expedición naval rusa), tomadas, al parecer, del libro "Historia de la incompetencia militar" de Geoffrey Regan | Futility Closet | The Sandwich Islands & Death | dokdo-takeshima.com


----------------------------
Artículo realizado por Guillermo

Otros fiascos militares en mi Sección La Aventura de la Historia:
El barco de guerra circular que no podía navegar en línea recta (1870)
La máquina de olfatear personas (Vietnam, 1968)
El barco que se torpedeó a sí mismo (1942)