PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

150 ultimas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

X FECHAS


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

enlaces


*

PULSAR 1 de arriba para cerrar pestaña


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

27/6/10

Los 37 minutos que salvaron al mundo



“Cuenta hasta 100 antes de decir o hacer algo”
Es un consejo que todos, alguna vez, hemos recibido y, además, es muy sensato. Por el resultado final, parece que los rusos son fieles seguidores de esta reflexión. Los 37 minutos que salvaron el mundo se dividen en dos secuencias:
  • 20 minutos: Casi una cuarta parte de un partido de fútbol, dos cuartos de uno de baloncesto, 1/3 de una hora… parece poco pero es el tiempo que tarda un misil balístico intercontinental estadounidense lanzado desde la base de Malmstrom (Montana, EEUU) en alcanzar suelo ruso. A las 00.14 del día 26 de setiembre de 1983, los satélites soviéticos detectaron el lanzamiento de 5, supuestos, misiles balísticos americanos.  Stanislav Petrov, teniente coronel del ejército soviético, era el responsable de activar el protocolo de seguridad (“simplemente” lanzar sus misiles, Guerra Nuclear) y pensó, gracias a Dios, que no podía ser…
    La gente no empieza una guerra nuclear con sólo cinco misiles
    El llamado incidente del equinoccio de otoño fue provocado por una conjunción de fenómenos astronómicos entre la Tierra, el Sol, los satélites y el equinoccio de otoño, cuyo resultado fue una serie de señales térmicas que en los radares parecían misiles. Su “paciencia” y “buen hacer” salvaron el mundo de la ¿última guerra?. El gobierno soviético lo amonestó y degradó. Para saber qué fue de Stanislav Petrov podéis leerlo en cabovolo.
  • 17 minutos: Este es el tiempo duró el mensaje televisado de J.F. Kennedy, el 22 de octubre de 1962, en el que anunciaba el bloqueo naval de Cuba para impedir que los soviéticos siguiesen instalando misiles nucleares en la isla. La respuesta de Nikita Kruschev, el 24 de octubre, no dejaba lugar a dudas:
    …la URSS ve el bloqueo como una agresión y no desviará los barcos
    El mundo temblaba pero llegado el momento los rusos, lo pensaron mejor, y cedieron. Desde aquel momento se creó el teléfono rojo entre EEUU y la URSS.
Espero que esta reflexión siga siendo una máxima para las autoridades en cualquier ámbito de actuación.
Los 37 minutos que salvaron al mundo escrito por Javier Sanz en: Historias de la Historia