PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

150 ultimas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

X FECHAS


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

enlaces


*

PULSAR 1 de arriba para cerrar pestaña


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

20/6/11

La colonización en 1767 de Sierra Morena con seis mil católicos suizos



El 2 de abril de 1767 se autorizaba la entrada en España de 6.000 colonos católicos procedentes de Suiza, Alemania y Centroeuropa para poblar Sierra Morena. Carlos III había impulsado esta medida debido a la falta de seguridad de los viajeros que emplea­ban la carretera general de Andalucía a su paso por Despeñaperros, una región completamente despoblada que era tramo habitual para el bandidaje.
 En 1766 el Rey aceptó la propuesta de Johannes Caspar von Thurriegel, un oficial bávaro que se comprometía a traer a España seis mil colonos, la mayoría procedentes de Alemania y Flandes; las únicas condiciones que se les exigía era que fueran católicos, labradores o artesanos y pacíficos ciudadanos. Se les prometía un lote de tierras, utensilios para labranza, unas cabezas de ganado y 326 reales de vellón, una oferta más que atrayente para una Europa en recesión.
Carlos III designó como responsable de la ocupación al superintendente Pablo de Olavide, que fue el encargado de la redacción del Fuero de Nuevas Poblaciones (1767). Este fuero fijaba el número de familias que debían vivir en cada núcleo, la distancia entre las poblaciones y la prohibición de establecer, por ejemplo, comunidades religiosas y centros de enseñanza medios o superiores, pues no querían que los recién llegados abandonasen las tierras para iniciar una vida religiosa o una carrera liberal en la ciudad.
Pablo de Olavide y Jáuregui fue uno de los más importantes reformistas ilustrados de la España de Carlos III. Escritor, jurista y político limeño, a los diecisiete años era doctor en Teología y Derecho. En España ingresó en la corte empujado por los vientos ilustrados que movían al monarca. 
Además de poblar Sierra Morena, reorganizó urbanísticamente Sevilla, promovió el teatro, renovó las administraciones y la educación, minoró el latifundismo agrario... Investigado por la Inquisición fue acusado de herejía y condenado a ocho años de reclusión. Escaparía a Francia y sería acogido por Voltaire. 
Al estallar la revolución, ocupó cargos en la Convención, pero huyó con el Terror, fue encarcelado y escribió en cautividad Evangelio en triunfo, texto ortodoxo que provocó el perdón de la Inquisición y la restitución de su dignidad cuando regresó a España.

1767: La colonización de Sierra Morena con seis mil católicos suizos

2 de Abril de 2011 - 09:10:01 - Pedro García Luaces