PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

150 ultimas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

X FECHAS


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

enlaces


*

PULSAR 1 de arriba para cerrar pestaña


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

20/4/10

La Batalla de El Alamein

Egypt Karnak test.png
Cercle rouge 50%.svg




Mapa de Egipto: El Alamein.
El Alamein (o Al Alamayn) (en árabe: العلمين) es una ciudad al norte de Egipto en la costa del Mar Mediterráneo, situada a 106 km al oeste deAlejandría y 240 km al noroeste de El Cairo. La población es de 7.397 en 2007.

Primera Batalla de El Alamein

Primera Batalla de El Alamein
Frente del Mediterráneo - Segunda Guerra Mundial
1stAlameinBritDefense.jpg
Infantería de las fuerzas aliadas en posición defensiva cerca del El Alamein, el 17 de julio de1942.
Fecha: 1 al 27 de julio de 1942
Lugar: El Alamein, Egipto
Resultado: Estancamiento táctico; victoria estratégica aliada
Beligerantes
Bandera de AustraliaAustralia
British Raj Red Ensign.svg India colonial
Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Bandera de Sudáfrica Unión Sudafricana
Bandera de Alemania Alemania Nazi
Bandera de Italia Italia
Comandantes
Bandera del Reino UnidoClaude Auchinleck
Bandera del Reino UnidoDorman Smith
Bandera de Alemania Erwin Rommel
Soldados
150.000 soldados en 3 cuerpos de ejército,
7 divisiones de infantería y
3 acorazadas.
1.114 tanques,
más de 1.000 piezas de artillería y más de 1.500 aviones
96.000 soldados (incluyendo 56.000 italianos) 8 divisiones de infantería y 4 divisiones acorazadas (2 Panzer, 2 italianas) 585 tanques (menos de la mitad de ellos eran Panzers), menos de 500 aviones.
Bajas
13.250 muertos, heridos o capturados110.000 muertos o heridos2
7,000 capturados
Campañas del Frente del Mediterráneo
Libia y Egipto - Túnez - Balcanes - Mediterráneo -Italia - Sur de Francia
La Primera Batalla de El Alamein (del 1 al 27 de julio de 1942) fue una batalla de la Campaña del Desierto Occidental de la Segunda Guerra Mundial, donde combatieron las fuerzas del Eje comandadas por Erwin Rommel, y las fuerzas aliadas al mando de Claude Auchinleck. La batalla detuvo el segundo (y último) avance hecho por las fuerzas del Eje en El Alamein, Egipto que se encontraba a unos 106 kilómetros (65,87 mi) de Alejandría.

Contenido

[ocultar]

[editar]Antecedentes

[editar]Retirada desde Gazala

Tras la derrota en la Batalla de Gazala en junio de 1942, el Octavo Ejército había retrocedido desde la línea de Gazala a Marsá Matrú, aproximadamente 160 kilómetros (99,42 mi) dentro de la frontera egipcia. El 25 de junio el General Claude Auchinleck, Comandante en Jefeen el Oriente Medio relevó a Neil Ritchie del mando del Octavo Ejército que él mismo asumió directamente. Decidió no buscar una confrontación en la posición de Marsá Matrú: tenía un flanco izquierdo abierto hacia el sur como el que había sido explotado por Erwin Rommel en Gazala. Decidió que era mejor retirarse 161 kilómetros o más hacia el este para acercarse a El Alamein en la costamediterránea. Solamente a 60 kilómetros al sur de esta zona, las escarpadas laderas de la depresión de Qattara eliminaban la posibilidad del enemigo de rodear el flanco meridional de sus defensas y limitaban la anchura del frente que tenía que defender.

[editar]Batalla de Marsá Matrúh

Mientras preparaba las posiciones de El Alamein, Auchinleck libraba intensos combates dilatorios, primero en Marsá Matrú el 26 de junio y después en Fuka el 28 de junio. El último cambio de órdenes dio lugar a una cierta confusión en las formaciones delanteras (cuerpos X y XIII) entre el deseo de infligir daño en el enemigo y la intención de no quedar atrapados en la posición de Matrú sino retirarse en orden. El resultado fue una pobre coordinación entre los dos cuerpos delanteros y entre las unidades dentro de ellos.
En el interior, la 2ª División de Nueva Zelanda quedó rodeada por la 21ª División de Panzer en Minqar Qaim. Tuvo éxito en la rotura del cerco durante la noche del 27 de junio y se unió al resto del Cuerpo XIII en la posición de Alamein sin graves pérdidas.3 Sin embargo, el repliegue del Cuerpo XIII había dejado el flanco meridional del Cuerpo X expuesto en la costa en Matrúh y su línea de retirada comprometida. También habían tenido que romper el cerco y en el proceso sufrieron muchas bajas, incluyendo la destrucción de la 29ª Brigada India de Infantería en Fuka. Las fuerzas del Eje, la 90ª División de Infantería Ligera alemana reforzada con elementos de los Regimientos 7 y 9 italianos, capturaron la ciudad antigua de Marsá Matrúh junto con más de 6.000 prisioneros, además de 40 tanques y de una cantidad enorme de suministros.4

[editar]Defensa en El Alamein

El Alamein era una insignificante estación de tren en la costa. Unas 20 millas al sur se encontraba la cresta Ruweisat, una cresta baja y pedregosa que sin embargo proporcionaba excelentes puestos de observación del desierto de los alrededores. Otras 20 millas al sur se asentaba la depresión de Qattara. La línea que los británicos optaron por defender se extendía entre el mar y la depresión de Qattara, lo que significa que Rommel no podía flanquearles, como había hecho antes con éxito, sin realizar un enorme desvío y cruzar las inestables arenas del desierto del Sahara. Antes de la guerra el Ejército Británico en Egipto había reconocido El Alamein,5 y el Octavo Ejército había comenzado la construcción de varias "cajas" (áreas excavadas y rodeadas de campos minados y alambre de espino), las más desarrolladas estaban alrededor de la estación de tren de El Alamein. Sin embargo, en realidad la mayoría de la "línea" era simplemente, desierto vacío.6
La posición británica en Egipto estaba en un estado crítico. La derrota de Marsá Matrúh había provocado el pánico en el cuartel general británico de El Cairo. En lo que se conoce como "el Miércoles de Ceniza", en el cuartel general británico, en las unidades de retaguardia y en la Embajada Británica, los británicos quemaron frenéticamente documentos confidenciales en previsión de la entrada de las tropas del Eje en la ciudad. El Eje también estimaba que la captura de Egipto era inminente - Mussolini, percibiendo un momento histórico, voló a Libia para preparar su entrada triunfal en El Cairo.7
El 30 de junio, el Afrika Korps de Rommel se acercó a la posición de El Alamein. Las fuerzas del Eje estaban agotadas e incompletas, pero Rommel confiaba en que podrían avanzar hasta el Nilo. El plan de Rommel era que la 90ª División Ligera 'Afrika', bloqueara la 1ª División Sudafricana (que ocupaba la posición más al norte de El Alamein), mientras que 15ª División Panzer y 21ª División Panzer atacarían pasada la cresta Ruweisat. Sin embargo, la inteligencia del Eje habían fallado al no descubir la presencia de 18ª Brigada India, que había ocupado una posición expuesta en el oeste de la cresta Ruweisat en Deir el Shein la tarde del 28 de junio, después de un apresurado viaje desde Irak.8

[editar]La batalla

[editar]La División 'Afrika' ataca

El 1 de julio la 90ª División Ligera 'Afrika' atacó a lo largo de la costa, pero la 1ª División Sudafricana en la "caja" de El Alamein, apoyada por el fuego de artillería pesada, los repelió.9 Aproximadamente a las 10 de la mañana del 1 de julio la 21ª División Panzer atacó Deir el Shein. La 18ª Brigada India llevó a cabo una lucha desesperada durante el resto de la jornada, pero al anochecer los alemanes consiguieron sobrepasarles. No obstante, el tiempo que ganaron permitió a Auchinleck organizar la defensa del borde occidental de la cresta Ruweisat.10
El 2 de julio Rommel ordenó la reanudación de la ofensiva, intentando que el Afrika Korps se dirigiese sobre la cresta Ruweisat para desbordar las posiciones surafricanas en El Alamein. Por entonces las fuerzas del Afrika Korps se reducían a 37 tanques de los 55 con los que había comenzado el ataque,11 mientras que la defensa británica de la cresta se apoyó en una formación improvisada llamada Robcol, que consistía en un regimiento de artillería de campo, otro de artillería antiaérea ligera y una compañía de infantería. Robcol, conforme a una práctica común en el ejército británico para las formaciones ad hoc, tomo el nombre de su comandante, el general de brigada Roberto Waller, comandante de artillería de la 10ª División de Infantería India.12 Robcol fue capaz de ganar tiempo, y a última hora de la tarde dos brigadas acorazadas británicas se unieron a la batalla.[cita requerida] Rechazaron los repetidos ataques del Eje, que tuvieron que retirarse antes del anochecer. Los Británicos reforzaron Ruweisat durante la noche del 2 de julio. Robcol ampliado se convirtió en Walgroup.12 Durante todo este tiempo, la Royal Air Force sometió a las unidades del Eje a intensos ataques aéreos.13
El día siguiente, 3 de julio, Rommel continuó el ataque contra la cresta Ruweisat. Esta vez con el XX Cuerpo Italiano Motorizado, un indicio del agotamiento y de la poca fuerza del Afrika Korps. Durante la mañana, la combinación del fuego de artillería británico y los constantes ataques aéreos detuvieron el avance del Afrika Korps - el 3 de julio la Royal Air Force realizó un total de 780 salidas. Aunque los Británicos hubieran tenido éxito en parar al Afrika Korps, la División Acorazada Italiana Ariete hizo progresos a lo largo de la cresta Ruweisat hasta que se encontraron con los más numerosos y mejor armados tanques británicos de la 4ª Brigada Acorazada.[cita requerida]
Para aliviar la presión sobre la derecha y el centro de la línea del Octavo Ejército, el Cuerpo XIII situado a la izquierda avanzó desde la "caja" de Qattara (conocida por los neozelandeses como la "caja" Kaponga). El plan era que la 2ª División de Nueva Zelanda, con los restos de la 5ª División India y de la 7ª Brigada Motorizada bajo su mando, girase hacia el norte para amenazar al flanco y a la retaguardia del Eje.12 Esta fuerza se encontró con la artillería de la División Acorazada Ariete, que se dirigía al flanco meridional de la división como parte de su ataque a Ruweisat. El comandante italiano ordenó a sus batallones luchar por separado pero el Ariete perdió a 531 hombres (cerca de 350 fueron hechos prisioneros), 36 piezas de artillería, seis u ocho tanques y 55 camiones.14 Al final del día la División Ariete tenía solamente cinco tanques.15 Una feroz batalla de tanques entre el Afrika Korps y las 22ª y 4ª Brigadas Acorazadas frustraron los intentos de Rommel de reanudar el ataque.16
Al sur, el 5 de julio el Grupo de Nueva Zelanda continuó su avance. Sin embargo, el fuego de artillería pesada de la División “Brescia” en El Mreir llevó al XIII Cuerpo a cancelar su ataque.14

[editar]Rommel se atrinchera

En ese momento Rommel decide que sus agotadas fuerzas no podrían hacer ningún progreso sin descansar y reagruparse. El Afrika Korps disponía sólo de 36 Panzers, sus tres divisiones alemanas tenían sólo 1200-1500 hombres cada una, y sus hombres estaban agotados y operando al límite de sus líneas de suministro. El 4 de julio Rommel ordena a las fuerzas del Eje pasar a la defensiva.[cita requerida]
Para entonces Rommel padecía la gran extensión de sus líneas de suministro. La fuerza aérea aliada del desierto se concentraba ferozmente en sus frágiles y alargadas rutas de abastecimiento mientras que las columnas móviles británicas que se movían al oeste y que golpeban desde el sur causaban estragos en la retaguardia del Eje.17 Rommel podría permitirse estas pérdidas incluso aunque los envíos desde Italia habían sido reducidos substancialmente (durante junio recibió 5.000 toneladas de suministros, comparadas con las 34.000 de mayo, y 400 vehículos, comparados con los 2.000 de mayo)18 Mientras tanto, el Octavo Ejército se reorganizaba y reconstruía, beneficiándose de sus cortas líneas de comunicación. El 4 de julio, la 9ª División Australiana se había incorporado a la línea en el norte, y el 9 de julio la 5ª Brigada de Infantería India volvió a asumir el control de la posición de Ruweisat. Al mismo tiempo la fresca 161ª Brigada de Infantería India reforzó a la agotada 5ª División de Infantería India.19

[editar]Tel el Eisa

Antes del amanecer del 10 de julio la 26ª Brigada Australiana puso en marcha un ataque contra la cresta norte de la estación de Tel el Eisa a lo largo de la costa (Vértice 33). El ataque fue precedido por el bombardeo más intenso experimentado en África del Norte, que provocó el pánico de los inexpertos soldados de la División Italiana “Sabratha” que acababa de ocupar las incompletas defensas del sector.20 21 22 23 El ataque australiano capturó más de 1.500 prisioneros, destruyó una división italiana y apresó a la Compañía 621 de Intercepción de Señales alemana.24 25 Pero elementos de la 164ª División Ligera Alemana y de la División Italiana “Trieste” llegaron para tapar la brecha en las defensas del Eje.26 24 27 Durante la tarde y el anochecer, los tanques de la 15ª División Panzer y de la División Italiana “Trieste” lanzaron contraataques contra las posiciones australianas, pero los contraataques fracasaron ante la aplastante artillería aliada y las armas antitanque australianas.28 29
Al amanecer del 11 de julio la 26ª Brigada Australiana atacó el extremo occidental de la colina de Tel el Eisa (Punto 24).30 24 Ganaron terreno y contuvieron una serie de contraataques del Eje a lo largo del día, capturando más de 1.000 prisioneros italianos.31 32 33 El 12 de julio la 21ª División Panzer lanzó un contraataque contra el Vértice 33 y el Punto 24, que fue rechazado después de que dos horas y media de combarte, con más de 600 alemanes muertos y heridos esparcidos delante de las posiciones australianas.34 33 Al día siguiente la 21ª División Panzer lanzó un ataque contra el Vértice 33 y las posiciones surafricanas en la caja de El Alamein.35 El ataque fue detenido por el intenso fuego de artillería de los defensores. Rommel todavía estaba decidido a expulsar a las fuerzas británicas del saliente norteño. Aunque los defensores australianos fueron forzados a retroceder en el Punto 24, infligieron muchas bajas a la 21ª División Panzer.36 37 38 Otro ataque fue realizado el 15 de julio, pero no consiguió ganar terreno ante una resistencia tenaz. El 16 de julio los australianos, apoyados por los tanques británicos, lanzaron un ataque para intentar tomar el Punto 24, pero fueron forzados a retroceder frente a los contraataques alemanes39 sufriendo bajas de casi el cincuenta por ciento.40
Después de siete días de lucha feroz la batalla en el norte por el saliente del Tel el Eisa terminó. La 9ª División Australiana estimó que al menos 2.000 soldados del Eje había resultado muertos y que se habían capturado más de 3.700 prisioneros de guerra en la batalla por Tel el Eisa.41 Posiblemente el aspecto más importante de la batalla, sin embargo, fue que los australianos habían capturado la Compañía 621 de Intercepción de Señales. Esta unidad había provisto a Rommel de incalculable información sobre el adversario, recabada interceptando las comunicaciones de radio británicas. Ahora Rommel había perdido esa fuente de información.42 43

[editar]La cresta Ruweisat

Mientras que las fuerzas del eje se atrincheraban, Auchinleck desarrolló un plan para atacar la cresta Ruweisat, cuyo nombre en clave era Operación Bacon. El objetivo era que la 4ª Brigada de Nueva Zelanda y la 5ª Brigada de Nueva Zelanda se apoderaran de la cresta en un ataque nocturno, después la 2ª Brigada Acorazada y la 22ª Brigada Acorazada avanzarían para proteger a la infantería mientras se consolidaban en la cresta. El ataque comenzó a las 23:00 del 14 de julio. Las dos brigadas de Nueva Zelanda tomaron con éxito la cresta en el ataque nocturno, pero los campos de minas y los nidos de resistencia crearon desorden entre los atacantes. Consecuentemente, las brigadas de Nueva Zelanda ocuparon posiciones expuestas en la cresta sin armamento de apoyo. Más importante aún, las comunicaciones con las dos brigadas acorazadas británicas fallaron, y los blindados británicos no avanzaron para proteger a la infantería. La 15ª División Panzer lanzó un contraataque inmediato, que expulsó a los neozelandeses de la cresta con grandes pérdidas. Los aliados capturaron más de 2.000 prisioneros de guerra del Eje, sobre todo de las divisiones “Brescia” y “Pavía”; la División de Nueva Zelanda sufrió 1.405 bajas.44 45
Mientras que la 2ª División de Nueva Zelanda atacó la vertiente occidental de la cresta Ruweisat, la 5ª Brigada India hizo pequeños avances en el este de la cresta. El desbordamiento de los neozelandeses dejó a la 5ª Brigada India en una posición más expuesta. Sin embargo, al contrario que los neozelandeses, la 5ª Brigada India había tenido tiempo para enterrar sus armas antitanques y prepararse para el asalto alemán. La 15ª División Panzer y la 21ª División Panzer atacaron a la 5ª Brigada India a las 16:05 del 16 de julio; los indios, con la ayuda de la 2ª Brigada Acorazada, rechazaron el ataque alemán. Después de la batalla los indios contaron 24 tanques destruidos, así como vehículos blindados y numerosas armas antitanques dejadas en el campo de batalla.46 47

[editar]La ‘cresta desolación’

Para aliviar la presión sobre la cresta Ruweisat, Auchinleck ordenó a la 9ª División Australiana lanzar otro ataque desde el norte. A primer hora del 17 de julio la 24ª Brigada Australiana asaltó la cresta Miteriya (conocida por los australianos como la ‘cresta desolación’). El ataque nocturno inicial fue bien, con 736 prisioneros capturados, sobre todo de las divisiones “Trento” y “Trieste”. Sin embargo, de nuevo una situación crítica para las fuerzas del Eje fue salvada con contraataques vigorosos de las fuerzas alemanas e italianas agrupadas precipitadamente, que forzaron a los australianos a retirarse de nuevo a su línea de comienzo con una pérdida de 300 bajas.48 49 50 51 Aunque la crónica oficial australiana del batallón 2/32 de la 24ª Brigada describe la fuerza de contraataque como "alemana",52 el historiador australiano Mark Johnston informa que los archivos alemanes indican que fue la División Trento la que desbordó al batallón australiano.53 Barton Maughan, historiador oficial de Australia ha escrito que "dos pelotones avanzados de la compañía izquierda de la 2/32 fueron cercados, 22 hombres fueron hechos prisioneros"54 pero no arroja más luz sobre este ataque.

[editar]El Mreir

El Octavo Ejército disfrutaba ahora de una masiva superioridad en material sobre las fuerzas del Eje - el Octavo Ejército tenía más de 300 tanques, mientras que Rommel tenía solamente 38 tanques alemanes y 51 tanques italianos.55 56 El plan de Auchinleck consistía en que la 161ª Brigada India atacara a lo largo de la cresta Ruweisat, mientras que la 6ª Brigada de Nueva Zelanda atacaba al sur de la cresta hacia la depresión de El Mreir. A la luz del día, dos brigadas acorazadas británicas - la 2ª Brigada Acorazada y la fresca 23ª Brigada Acorazada - cruzarían por el boquete creado por la infantería. El plan era complicado y ambicioso.57 El ataque nocturno de la infantería comenzó en 16:30 del 21 de julio. El ataque de la 161ª Brigada India se topó con intenso fuego defensivo y fracasó.58 El ataque neozelandés alcanzó sus objetivos en la depresión de El Mreir.59 Pero al amanecer del 22 de julio las brigadas acorazadas británicas, de nuevo, no pudieron avanzar. En lugar de eso, las divisiones panzer alemanas respondieron con un rápido contraataque que dejó a la infantería neozelandesa al descubierto, infligiendoles más de 900 bajas.60 Agravando el desastre, a las 8:00 el comandante de la 23ª Brigada Acorazada ordenó a su brigada avanzar, ésta obedeció sus órdenes al pie de la letra. La brigada cargó contra los cañones antitanque de la 21ª División Panzer, y después sufrió un contraataque alemán. La 23ª Brigada Acorazada fue destruida, con una pérdida de 80 tanques.61
Al norte, la 9ª División Australiana continuó sus ataques. En el amanecer del 22 de julio la 26ª Brigada Australiana atacó Tel el Eisa. La lucha por Tel el Eisa fue costosa, pero por la tarde los australianos controlaban la posición.62 63 64 Al atardecer la 24ª Brigada Australiana atacó la ‘cresta desolación’, precedido por un ataque de tanques, que no pudo coordinarse con la infantería australiana. El resultado fue que las fuerzas del Eje destruyeron 23 tanques británicos porque su ataque careció del apoyo de la infantería.65 63 66
Una vez más, el Octavo Ejército no había podido destruir las fuerzas de Rommel, a pesar de su aplastante superioridad en hombres y en equipo. Por otro lado, para Rommel la situación continuaba siendo grave porque, a pesar de las acertadas operaciones defensivas, su infantería había sufrido graves pérdidas e informó que “la situación es extremadamente crítica”.67

[editar]El ataque final del Octavo Ejército fracasa

Los días 26/27 de julio, Auchinleck puso en marcha la Operación Manhood en el sector norte en un intento final de quebrar las fuerzas del Eje. Éste era el tercer intento en la ‘cresta desolación’, y los defensores del Eje esperaban el ataque.68 Como los anteriores ataques de Auchinlek, fue mal planeado.69 La 24ª Brigada Australiana logró alcanzar sus objetivos en la ‘cresta desolación’ alrededor de las 2:00 del 27 de julio.70 Al sur de la ‘cresta desolación’, la 69ª Brigada Británica seguía y alcanzaba sus objetivos sobre las 8:00. Sin embargo, las unidades de apoyo se perdieron en la oscuridad o se retrasaron por los campos de minas, dejando a los atacantes aislados y expuestos. Las brigadas acorazadas británicas no avanzaron tal y como estaba previsto.71 Rommel lanzó un contraataque inmediato y los grupos de combate acorazados alemanes desbordaron a los atacantes antes del mediodía.72 Los británicos y los australianos sufrieron más de 1.000 bajas sin obtener ninguna ganancia.73
El Octavo Ejército estaba agotado, y el 31 de julio Auchinleck ordenó el final de las operaciones ofensivas y la consolidación de las defensas para organizar una contraofensiva importante.
Archivo:Italian high-water mark on road to Alex edited.JPG
Monumento en la carretera de Alejandría a El Alamein en el punto máximo del avance italiano
Rommel más adelante culpó del fracaso del avance hacia el Nilo a que las fuentes de suministros de su ejército se habían secado y a que :
entonces la fuerza de resistencia de muchas formaciones italianas se derrumbó. Los deberes de camaradería, para mí particularmente como su comandante en jefe, me obligan a indicar inequívocamente que las derrotas que las formaciones italianas sufrieron en El Alamein a principios de julio no fueron por culpa de los soldados italianos. El italiano estaba dispuesto, desinteresado y bueno, y, considerando las condiciones bajo las que sirvió, siempre dio más que la media. No hay duda de que el logro de cada unidad italiana, especialmente de las fuerzas motorizadas, sobrepasó de lejos cualquier cosa que el ejército italiano había hecho durante cientos de años. Muchos generales y oficiales italianos se ganaron nuestra admiración como hombres y como soldados. La causa de la derrota italiana tenía sus raíces en el conjunto del sistema y del estado militar italiano, en su armamento pobre y en la carencia general del interés en la guerra de muchos italianos, los oficiales y los estadistas. Este fracaso italiano impidió con frecuencia la realización de mis planes.74
Rommel se quejó amargamente de la falta de importantes convoyes italianos que le abastecieran de los desesperadamente necesitados tanques y siempre echó la culpa al Mando Supremo Italiano, sin sospechar de la rotura de su código secreto por parte de los británicos.75

[editar]Resultados

La batalla llevó a un punto muerto, pero se había detenido el avance del Eje hacia Alejandría (y hacia El Cairo y, en última instancia, el canal de Suez). El Octavo Ejército había sufrido 13.000 bajas en julio (incluyendo 4.000 en la División de Nueva Zelanda, 3.000 en la 5ª División de Infantería India y 2.552 en la 9ª División Australiana40 ) pero había capturado 7.000 prisioneros y había infligido severos daños a las fuerzas del Eje en términos de hombres y blindados.1
A pricipios de agosto Winston Churchill y el general Alan Brooke, jefe británico del estado mayor general imperial, visitaron El Cairo de camino a Moscú para encontrarse con Joseph Stalin. Decidieron reemplazar a Auchinleck, designando al teniente general William Gott (hasta entonces comandante del Cuerpo XIII) como comandante del Octavo Ejército y al general Sir Harold Alexander como Comandante en Jefe en el Oriente Medio. Persia e Iraq debían separarse del mando de Oriente Medio y constituirse en un mando separado y se ofreció a Auchinleck el puesto de Comandante en Jefe (que rechazó).76 Sin embargo, Gott murió de camino a asumir su mando cuando un Messerschmitt interceptó su transporte aéreo y sus disparos alcanzaron a Gott en el corazón.77 El teniente general Bernard Montgomery fue designado en su lugar.1
Un segundo intento de Rommel de bordear o romper la posición de la Commonwealth fue rechazado en la batalla de Alam Halfa en agosto, y en octubre el Octavo Ejército derrotó decisivamente a las fuerzas del Eje en la Segunda Batalla de El Alamein.


Segunda Batalla de El Alamein

Segunda Batalla de El Alamein
Frente del Mediterráneo - Segunda Guerra Mundial
El Alamein 1942 - British infantry.jpg
Tropas británicas avanzan por el campo de El Alamein
Fecha: 23 de octubre al 3 de noviembre de 1942
Lugar: Al sur de El Alamein, Egipto Egypt 1922
Resultado: Victoria Aliada
Beligerantes
Bandera de Alemania Alemania
Italy_%281861-1946%29 Italia
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Bandera de Polonia Polonia
Bandera de Australia Australia
British Raj Red Ensign.svg India colonial
Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Canadian Red Ensign.svg Canadá
Bandera de Sudáfrica Sudáfrica
Flag of Southern Rhodesia.svg Rodesia
Free France 1940-1944 Francia libre
Comandantes
Erwin RommelBernard Montgomery
Soldados
Afrika Korps:
90 mil hombres
500 tanques
500 cañones
350 aviones
Octavo Ejército Británico:
250.000 hombres
1.030 tanques
900 cañones
530 aviones
Bajas
13.000 muertos
46.000 heridos o capturados
23.500 muertos y heridos
Campañas del Frente del Mediterráneo
Libia y Egipto - Túnez - Balcanes - Mediterráneo - Italia - Sur de Francia
Operaciones en Libia y Egipto
Compass - Sonnenblume - Tobruk - Brevity - Battleaxe -Crusader - Gazala - Bir Hakeim - Halam Halfa - 1ª El Alamein -2ª El Alamein
La Segunda Batalla de El Alamein fue el punto de inflexión de la guerra en el norte de África, durante la Segunda Guerra Mundial. La batalla fue la continuación de la Primera Batalla de El Alamein, que había detenido el avance de las fuerzas del Afrika Korps. El General Bernard Montgomery había tomado el mando del VIII Ejército Británico, desplazando a Claude Auchinleck en agosto de 1942.
La victoria aliada acabó con los deseos alemanes de apoderarse de Egipto, en aquel entonces colonia británica, y de adquirir el control del Canal de Suez, así como de los pozos petroleros del Medio Oriente. Después de esta batalla, las fuerzas alemanas tuvieron que retirarse a través de toda la costa norte de África, sufriendo en todo momento la persecución británica, hasta que finalmente un gran número de soldados alemanes fueron atrapados en Túnez, si bien muchos escaparon a Sicilia.

Contenido

[ocultar]

[editar]Antecedentes

Para julio de 1942, el Afrika Korps y su soporte italiano al mando del General Erwin Rommel habían infligido serias derrotas a las fuerzas británicas en Gazala, avanzando cada vez más hasta Egipto. En aquel momento, solamente el VIII Ejército Británico se interponía entre el Canal de Suez y las fuerzas alemanas. Sin embargo, a pesar de llevar varias victorias encima, la situación para el Afrika Korps era crítica, ya que sus líneas de suministros eran muy largas y carecía de refuerzos, mientras que los aliados recibían cada día tropas frescas de Nueva Zelanda y Australia, que relevaban a las cansadas tropas de la India. Con el tiempo en su contra, Rommel decidió utilizar el impulso victorioso y continuar su ataque contra los británicos, a pesar de que sus fuerzas no estaban recuperadas de la última ofensiva. Mientras tanto, los británicos se habían retirado hasta el pueblo de El Alamein, ya que debido a que a 60 km al sur se encuentra la depresión de Quattara, se formaba un cuello de botella útil a la hora de detener a los alemanes. En el mes de julio, los británicos lograron detener a los alemanes, que tuvieron que pararse y reorganizarse.
El 30 de agosto de 1942, Rommel atacó de nuevo a los aliados en la llamada Batalla de Alam Halfa, pero obtuvo los mismos resultados negativos. En este momento Montgomery había recibido el mando, y Rommel se preparó para el contraataque. Después de seis semanas de preparativos, Montgomery decidió atacar. Si bien los números beneficiaban a Montgomery, en proporción de 2 a 1, Erwin Rommel había demostrado que tenía el ingenio para amortiguar este factor.

[editar]Planes aliados

La Operación Lightfoot de Montgomery pretendía el cruce por dos corredores a través de los campos minados en el norte. Los blindados británicos pasarían a través de estos corredores, una vez que estuviesen limpios, y se enfrentarían a los blindados alemanes. Al mismo tiempo se lanzarían ataques de distracción en el sur, que evitarían la llegada de refuerzos. Montgomery esperaba que la batalla durara doce días, dividida en tres etapas: la ruptura, la batalla y la ruptura final.
La fuerzas de la Mancomunidad de Naciones llevaron a cabo una serie de escaramuzas en los meses anteriores en la batalla, para engañar a los alemanes, haciéndoles creer que las fuerzas aliadas estaban distribuidas en el frente de una manera distinta a la realidad. Esta operación fue llamada Operación Bertram. De hecho, se construyó una tubería falsa, con el objetivo de hacer creer a los alemanes que el ataque se haría más tarde y más al sur. Además, carrocerías de tanques hechas de madera fueron colocadas sobre jeeps que se desplazaron por el sur. Al mismo tiempo, los tanques en el norte fueron camuflados para que parecieran camiones de suministro.
Los alemanes por su parte se atrincheraron en dos líneas defensivas, bautizadas por los aliados como la Línea Oxalic y la Línea Pierson. En y entre ellas las fuerzas del Eje enterraron medio millón de minas, la mayoría antitanque. Estos campos minados, en forma de herradura, fueron apodados por Rommel los Jardines del Diablo.

[editar]Planes alemanes

Después de la derrota en Alam Halfa, las fuerzas del Eje estaban seriamente disminuidas. El Afrika Korps estaba exhausto y escaso de suministros, esperando que la captura de recursos aliados los ayudaría a resistir. En agosto, Rommel tenía la ventaja en hombres y tanques, pero esto cambió rápidamente cuando Gran Bretaña empezó a enviar tropas de la India y Australia, así como 300 M4 Sherman cortesía de Roosevelt. Rommel continuó solicitando suministros y hombres a Alemania, pero la mirada del Alto Mando Alemán se hallaba fija en el Frente Oriental.
Rommel sabía que el tiempo estaba en su contra, y que la ofensiva aliada se hacía más fuerte cada día, por lo que enfocó su mirada en las tropas que participaban en la Batalla de Stalingrado, con la esperanza de que una rápida victoria allí les permitiera cruzar el Cáucaso hasta llegar a Persia, actual Irán, obligando a los británicos a luchar en dos frentes, uno en la frontera de Egipto con Libia y el otro en Persia.
Sin embargo, la batalla en Stalingrado no sólo no acabó rápidamente, sino que las fuerzas alemanas fueron cercadas y destruidas completamente, siendo ésta la peor derrota alemana hasta la Operación Bagration.

[editar]La batalla


Tanques británicos avanzan después de que los ingenieros abrieran un camino en el campo minado

[editar]Operación Lightfoot

En una noche de luna llena y con cielo despejado, los británicos empezaron su ofensiva, llamada Operación Lightfoot, disparando su artillería durante cinco horas y media, utilizando 882 cañones con un promedio de 600 disparos cada uno. Se rumorea que el ruido causado fue tan grande, que los oídos de algunos artilleros sangraron.
En la Operación Lightfoot la infantería debía avanzar primero, ya que el peso liviano de los soldados no debería hacer detonar a las minas antitanques (Lightfoot significa "pies ligeros"). Una vez que la infantería hubiera atacado, deberían abrir un sendero libre de minas de unos 7 metros de ancho, por el cual se esperaba que pasaran los tanques formados en una fila. De esta manera, los ingenieros tuvieron que atravesar el Jardín del Diablo en una sección de 8 km de largo. Esta operación no arrojó los resultados deseados, en parte porque la extensión de los campos minados resultaron ser más extensos de lo esperado. Otra circunstancia que retrasaría la limpieza de minas fueron los equipos de detección de minas suministrados a los ingenieros del ejército británico, ya que en muchos casos fueron defectuosos y otros se averiaron, por lo cual finalmente la limpieza de los campos minados debieron realizarlas los mismos ingenieros, pero tanteando el terreno con bayonetas.
Mientras tanto, en el sur de El Alamein, el XIII Cuerpo británico ejecutaba un ataque de diversión que atrajo a la 21ª División Panzer alemana y la División Acorazada Ariete italiana.
Al mismo tiempo, el XXX Cuerpo británico intentaba atravesar el campo minado para formar un segundo sendero para las divisiones acorazadas del X Cuerpo. A las 22:00 del 23 de octubre, la vanguardia del XXX Cuerpo llegó al campo minado alemán, e inmediatamente los zapadores empezaron a trabajar. A las 2:00 del día siguiente, el camino estaba casi listo, y a las 4:00 los primeros tanques empezaron a cruzar el sendero despejado de minas. Estos senderos estaban señalados mediante cintas y los límites laterales del avance los marcaban los proyectiles trazadores de los cañones Bofors, disparando a ras de suelo. Sin embargo, debido a las tormentas de arena, la visibilidad era cero, por lo que pronto se empezaron a formar largas filas de tanques avanzando lentamente.
En la mañana del 24 de octubre, el cuartel general alemán fue bombardeado. Para el inicio de la batalla Rommel se encontraba en Alemania. El Comandante alemán al cargo, el generalGeorg Stumme, sufrió un ataque cardíaco y murió. El general Wilhelm Ritter von Thoma tomó el mando temporalmente.
Mientras tanto, los tanques del X Cuerpo solamente habían cruzado una sección de los campos minados, por lo que durante todo el día dependió de la fuerza aérea británica el mantener a los alemanes a raya.
Esa tarde se realizó el primer enfrentamiento de tanques. Si bien la lucha fue pareja, al final del día los británicos habían logrado conservar su posición.
Para el final del 25 de octubre, los británicos habían abierto una brecha de 10 km de ancho y 8 de profundidad. Sin embargo, a todo lo largo del frente la mayoría de las fuerzas alemanas se mantenían en sus posiciones defensivas originales. En este punto, el general Bernard Montgomery ordenó que las tropas que se encontraban al sur se retiraran al norte, a pesar de haber estado dominando la batalla, ya que en el norte, donde se debía dar el ataque principal, la ofensiva se había estancado.
En la madrugada del día siguiente, los tanques alemanes e italianos lanzaron una serie de escaramuzas por el frente, con el objetivo de detectar un punto débil en el frente aliado. Sin embargo, no obtuvieron resultados positivos. En la medianoche, los aliados lanzaron tres ataques en distintos puntos. La confusión reinaba en el campo de batalla, y los británicos perdieron 500 hombres, llegando a sobrevivir un sólo oficial británico.
Mientras este ataque de infantería era llevado a cabo, tropas australianas atacaban a un puesto de artillería alemán más al norte, obteniendo resultados favorables, que condujeron a Montgomery a mover el punto central de la ofensiva a esa nueva posición. La colina donde estaba el puesto fue tomada y fueron capturados 240 soldados alemanes. Las fuerzas del Eje intentaron recuperar sin éxito esa colina por una semana.
En este momento Rommel regresó a Egipto y encontró a sus tropas en una situación deplorable: la División italiana Trento había perdido la mitad de su infantería, la CLXIV División Ligera había perdido dos batallones enteros, la mayoría de los hombres estaban enfermos, la comida racionada y la moral estaba en el suelo. Lo peor de todo es que el Afrika Korps sólo tenía combustible para tres días. Sin embargo, a pesar de su debilidad, el ejército alemán logró detener la nueva ofensiva británica. En este punto, el premier inglés sir Winston Churchillexclamó: "¿Es tan difícil encontrar a un general que pueda ganar una batalla?".
Decidido a recuperar el puesto de artillería perdido el día anterior, Rommel movilizó a la División italiana Ariete y a la 21 División Panzer al norte. No obstante, no pudieron tomar la colina. Peor aún, la falta de combustible inmovilizó a los tanques, que desde entonces fueron blanco fácil de la superior fuerza aérea aliada. Pero, en el sur, a pesar de que la fuerza acorazada alemana se había retirado, los aliados no pudieron cruzar, ya que la infantería resistió haciendo buen uso de las armas antitanque.
En este momento, un bombardero Bristol Beaufort de la RAF hundió al cisterna Proserpina en Tobruk, acabando con los suministros que tan urgentemente necesitaba Rommel.
Entre el 27 y el 29 de octubre se llevaron a cabo fuertes choques entre los blindados ingleses y alemanes, y aunque ambos sufrieron bajas, la falta de combustible y la inferioridad numérica del Afrika Korps puso a Rommel en una situación difícil, que comunicó a sus oficiales: "Será imposible para nosotros zafarnos del enemigo. No hay gasolina para tal maniobra. Nuestra única opción es luchar hasta el final en El Alamein."
En la noche del 30, la 9ª División australiana alcanzó el camino pavimentado, ubicado detrás de las colinas que comprendían el sistema defensivo del Afrika Korps. Rommel contraatacó, pero sus fuerzas fueron repelidas por los australianos. El 1 de noviembre, Rommel empezó a planear la retirada a Puka, unos kilómetros al oeste. Ese día le llegaron 1.200 toneladas de combustible, pero eran muy pocos los tanques que le quedaban a Rommel, por lo que el combustible debió ser volado.

[editar]Resultados

El Panzerarmee Afrika perdió 12.000 hombres y 350 tanques, contando con 36 tanques para su retirada. Los aliados perdieron 23.500 hombres entre muertos y heridos.
A pesar de sufrir fuertes bajas, la victoria fue explotada en Gran Bretaña y a Montgomery se le otorgó el título de Vizconde de El Alamein.
Rommel y su ejército escaparon a toda prisa rumbo a Túnez, sufriendo el riesgo de ser cercados durante todo el viaje por la costa africana. Una vez allí recibió refuerzos y recursos, ya que los iba a necesitar porque en la costa noroeste de África habían desembarcado tropas estadounidenses, en lo que se conoce como la Operación Torch. Las fuerzas de la Francia de Vichy se volvieron entonces contra Alemania, obligando a Rommel a luchar una guerra en dos frentes en un territorio hostil. Sin embargo, lo que debería ser una victoria rápida sobre Alemania, fue convertida en una campaña relativamente larga, ya que las inexpertas fuerzas de los Estados Unidos cometieron muchos errores, especialmente en la batalla de Kasserine. De esta manera no fue sino hasta mayo de 1943 que los aliados expulsaron a las últimas fuerzas del Eje de África.  y2a